martes, enero 07, 2020

Sobre idiotas y genios.

"Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para subir al árbol, pasará el resto de su vida creyendo que es un idiota."

Albert Einstein.

No sé si realmente la dijo Einstein o no, como tantas y tantas cosas que he leído en algún sitio y vete a saber si son ciertas o no.

Ahora no recuerdo el árbol al que me hicieron subir cuando era pez. En cualquier caso no llegué a la conclusión de que fuera idiota, siempre me decía que era como el pato que sabía nadar, volar y caminar pero que era más bien torpe en las tres actividades, a fin de cuentas existen deportistas que no son especialmente buenos en ninguna disciplina pero practican varias a la vez.

Ahora me doy cuenta de que no había nada extraordinario en el pato, que de hecho no se le llama patoso a alguien porque se considere que sea bueno en nada.

Después de tanto tiempo he intentado subir a muchos árboles, he tanteado mi habilidad en tantos campos que he llegado a la conclusión de que ya no voy a encontrar el árbol que sea capaz de subir, así que puede que no me pase el resto de mi vida creyendo que soy idiota, pero tengo claro que no me la voy a pasar pensando que pudiera haber sido un genio.

domingo, enero 05, 2020

Esos felices años 20.

Y nuevamente sin que se haya acabado el mundo, hemos entrado en otra década. Una que llama a recordar otra como tal que sucedió un siglo antes. Los locos años 20. Claro que el adjetivo de locos se podría haber puesto a todas y cada una de las décadas que le sucedieron hasta llegar a la actual.

Habían salido de una guerra que habían calificado como la más grande de todas ellas, la mujer empezaba su revolución y había lugares en los que ya podía votar o se manifestaba para hacerlo. La tecnología se abría paso y la electricidad se iba instalando en muchos hogares, lo que daba paso a la vida nocturna y a los primeros programas de radio.

Habían pasado del candil y el piano, guitarra o pandereta a la bombilla y el charlestón en el salón. Como tal, apareció el primer tocadiscos a mediados de década, cierto es que todo se había descubierto antes de entonces, pero fue la década en la que todo empezó a ser realmente conocido en muchas casas, esas en las que se instaló la electricidad. Pues lo que también creció de forma desmedida fue la diferencia entre las grandes ciudades y los núcleos rurales.

Allí también llegó el progreso, pero no en la misma forma. Los tractores de combustión interna se convirtieron en norma en esa década. Aquello supuso un aumento de la producción agrícola a costa de una disminución de la mano de obra necesaria para producirla. Se empezaron a necesitar más obreros para producir tractores, pero muchos menos que los agricultores que sobraban.

Las ciudades tenían más mano de obra que trabajo, pero el que encontraba trabajo servía de reclamo para otros tantos de los que solo unos pocos podrían trabajar. Los empresarios se frotaban las manos, tanta oferta de mano de obra abarataba los costes de contratación, siempre había quien estuviera dispuesto a trabajar por menos. No venían de Nigeria ni de Marruecos, ese campo aún no lo habían conquistado las ansias empresariales del primer mundo. Hasta hacía bien poco el interés empresarial sobre aquel continente se basaba en secuestrar personas a las que convertir en esclavos.

Aquella época de crecimiento económico nació al mismo tiempo que las grandes huelgas de trabajadores que veían que no había desaparecido la esclavitud, solo había cambiado de nombre y en todo caso se había vuelto a la antigüedad en la que no se definía al esclavo por su color de piel sino por sus derechos y relación laboral con el amo o dueño… ahora empresario.

La ecología nació también en aquella época aunque no se llamaba así. En 1920 el 40% de la energía de Estados Unidos era hidroeléctrica, era lo más barato de producir pero estaba limitado a la cantidad de agua y no se podía almacenar. Por otra parte, una ciudad como Nueva York tenía a finales del siglo anterior unos 180.000 caballos que producían dos millones de toneladas de excrementos diarios, y 200 muertes al año por accidente de tráfico equino.

Los coches de combustión interna ya se habían inventado pero seguían siendo una rareza y provocaban más accidentes con los caballos que aquellos que evitaban. Con el siglo empezaron a sustituir a los caballos y poco antes de los años 20 Ford sacó su famoso modelo T que vendió sobre todo durante esa década. Las ciudades empezaron a sustituir la contaminación evidente de los caballos por aquella menos obvia de los coches.

Cabe decir que se consideraba el metano que producían los caballos del mismo modo que el humo de los coches, era contaminación que se diluía en el aire. Como aquella que producían las fábricas, que bastaba con poner grandes chimeneas para que el viento hiciera el resto.

Todos estos avances, que tan populares fueron en los años 20, nacieron antes de la Gran Guerra, por lo que es fácil pensar que también contribuyeron a provocarla o cuando menos a alimentarla. El empresario que fuera capaz de producir más medios para sostenerla sería el que se hiciera más rico con la misma. La producción en cadena de bombas y armas necesitaba de grandes conflictos, y en los años 20, esa producción se optimizó de tal modo que empezaron a producir mucho más de lo que necesitaban. Es lo que tiene pagar poco a los trabajadores, que se produce pero no se consume, así que a los muchos que no tenían trabajo se unieron aquellos a los que despidieron y la economía se resintió a finales de los 20 afectando también al empresario. En Alemania no dejaron de producir, ¿para que querrían tantas armas y bombas…?, aquello produjo una falsa sensación de prosperidad, claro que ahora tenían que darle rentabilidad y empezó otra guerra que convirtió el apelativo de la anterior en un chiste malo.

La historia no se repite, pero rima. La casualidad hace que hayan muchas cosas que se parezcan mucho de aquellos años 20 a estos que empezamos. Vuelven a emerger con fuerza los nacionalismos, la tecnología permite producir más aún eliminando más puestos de trabajo, volvemos a cambiar el modelo de producción de energía pero dependemos de otros recursos escasos que ya han provocado guerras a nivel local con participación mundial para acaparar sus recursos. Las diferencias sociales se van acrecentando y la capacidad de consumo no crece con el aumento de la producción. El campo del primer mundo ya se despobló, ahora se hace lo mismo con el campo del resto del mundo por lo que las ciudades se masifican más aún que antes.

Ciertamente, se va a comer menos carne como piden vegetarianos y veganos, pero no va a ser por ecología, va a ser por hambre, aunque no se confundan, también habrá menos verdura que comer y menos agua que beber. En breve nacerá el movimiento insectoriano que velará por los derechos de las lechugas y los lechugos y ya no lo veré, pero le seguirá el movimiento mierdoriano, que tendrá tantos adeptos como supervivientes queden de los anteriores movimientos hasta que una nueva década de los años 20 vuelva a surgir y hable de estos locos años 20, de las redes sociales, de internet, de los coches eléctricos y las baterías de litio, los patinetes, las luces led, las latas de refresco,los tetrabrik, los mares de plástico, los zoológicos, el pan y los circos de los que quedarán las ruinas de grandes anfiteatros como el Camp Nou y el Bernabeu.

sábado, diciembre 21, 2019

Elsa y Fabien. Trabajador no remunerado de las compañias electricas.

Primero fue Elsa y ahora Fabien, son los dos temporales que están sacudiendo el país y ya han causado seis muertos. Bueno, uno es de traca, porque me perdonen sus allegados pero hay que ser muy poco lumbrera para aprovechar una alerta máxima para ponerse a hacer windsurf.

Dos temporales, pero que resulta que también han servido como trabajadores temporales para aprovechamiento de patronos sin escrúpulos como son las compañías eléctricas.

¿Que por qué lo digo?, pues resulta que llevamos varios días en todo el país con un viento que amenaza con no dejar un contenedor en su sitio, bueno, en Barcelona no pasa porque unos subnormales se dedican a quemarlos. Ello ha provocado que se haya registrado el menor precio de la luz desde que existen registros.  A las 05:00 de la madrugada del 21 de diciembre de 2019, el megavatio hora alcanzaba un precio de 2.27 euros. Para que nos hagamos una idea, el precio medio durante el mes de diciembre en 2018 era de 61.81 euros, todo según la Vanguardia.

¿Y que va a suponer eso?, pues nada, por lo menos al bolsillo de los usuarios, y eso que el viento no deja de soplar y tampoco deja de llover. Cuando eso pasa, las compañías eléctricas toman medidas para que no pase y activan mecanismos que les permiten volver a subir el precio a pesar de que las razones para que se mantenga bajo no han variado.

Así que el próximo recibo no reducirá su coste al usuario, solo aumentará el beneficio de las compañías eléctricas que aplaudirán el trabajo de esos emigrantes temporales a los que no pagarán por su labor y a los que despedirán sin indemnización esperando al próximo temporal que mate a quien tenga que matar si con ello les aumenta el beneficio.

jueves, diciembre 19, 2019

Timos, estafas y robos.

Dos días seguidos, dos intentos distintos. En el primero mi reacción fue correcta pero no lo suficientemente acertada. Llamaron al timbre de la puerta y se identificaron por el telefonillo como técnicos de una compañia de seguridad, por el parecer acababan de instalar una alarma a un vecino y querían dar unas pautas de seguridad porque habían visto que yo también era usuario de su sistema de alarmas.

Le di largas y le dije que estaba muy ocupado y no podía atenderle. En principio no hay ninguna razón por la que ningún técnico en mi sistema de seguridad me llame sin haberlo hecho la compañía previamente. La compañía ya envía mensajes regularmente informando de aumentos en los robos en los alrededores, aunque tengo medianamente claro que la intencionalidad es la de justificar los aumentos de precio en el servicio.

Un técnico no solicitado que accediera a la vivienda podría observar la disposición de los medios de seguridad y la situación de la centralita. Lo que sería suficiente para dejarla sin servicio. Lo cierto es que ante la duda llaman primero al asegurado pero si se anula el sistema no tienen pruebas suficientes para llamar a la policía y no lo hacen dando tiempo a un potencial ladrón para realizar sus fechorías. Si además, en ese chequeo, localizan cajas fuertes o lugares en los que guardar dinero o bienes preciados el tiempo para realizar el atraco se reduce considerablemente. Este barrio se supone que es bueno, pero en realidad no tiene casi servicios, la policía tardaría bastante en atender a una llamada y tiene suficientes vías de escape para que no les pillen.

En realidad podía haberle dejado entrar, más que nada para que viera que no había nada que robar y de paso hacer una foto al chorizo potencial, quien sabe, igual era realmente un técnico de la compañía, o sin dejarle entrar verle para comprobar que es lo que tenía que decir. A mi me preocupa que intenten entrar cuando no estoy y que mi familia se lleve un susto que no se merece. Además, si te piden algo que no tienes no tienes más opción que negarte y vete a saber que  hacen si no se lo creen.

Hoy la llamada ha sido telefónica, no tenía nada que ver con lo anterior. Con fuerte acento africano me llama un paisa que dice llamar en nombre de microsoft UK, para informarme de que tengo un problema con mi PC.

Le pido que se identifique y me dice que se llama Kevin, de maicrosoft yukey. Me asegura que un pirata informático ha accedido a mi compiuta...

Le interrumpo diciendo que ya se que hay un pirata intentando acceder a mi compiuta... le digo que se llama Kevin y que me llama desde yukey. No lo capta porque lo he dicho rápido así que le pregunto, ¿desde donde dices que llamas?

Desde london...

Y cuando digo, uauuu. Me llama puta y me cuelga.

Del primero tendría dudas, del segundo ninguna. No se como puede haber nadie que se deje engañar por teléfono por tener problemas con maicrosoft en su compiuta. Aunque he de decir que en mi caso era fácil. No tengo ninguna compiuta con nada de mocosoft.

lunes, diciembre 16, 2019

Movistar (telefónica vomistar) y sus robos. El virus del rooter.

Tener hijos y que estos estén enganchados a internet es una buena razón para controlar el tiempo que permanecen enganchados a la red. Limitar los datos de sus teléfonos o que ellos mismos se los limiten si deben pagar por ellos es una opción, sobre todo si no se trata de una economía boyante como la nuestra y por tanto lo consideren como un gasto importante de sus ingresos.

Con las wifis que hay por ahí no puedo hacer nada, pero la de casa sí era un problema que hasta hace un tiempo podía solventar.

El router me permitía ejercer un control parental y podía limitar el tiempo de acceso a internet. Supongo que un niño avispado siempre podría saltarse el sistema, pero requería unos conocimientos que por lo menos me habrían indicado que valen para ello.

Sin embargo telefónica no ha esperado a que mis hijas sean capaces de saltarse la seguridad del router. Directamente se la han saltado ellos y primero me han quitado la opción de controlar el acceso y después se han asegurado que cualquier degenerado que pueda trabajar en telefónica tenga más acceso a mis equipos que yo mismo.

Lo han hecho a traición y con alevosía, no he recibido ninguna notificación diciendo que lo iban a hacer y ahora resulta que no tengo más que acceso de user a la configuración que permite por ejemplo que mis hijas se pasen la noche viendo sus programas favoritos en vete a saber que cuenta de youtube o el servicio que elijan pues yo no puedo evitarlo.

La cagada ha sido manifiesta pero no han vuelto atrás, y en su lugar han sacado una app que transmite las contraseñas en claro sin usar https. Telefónica no solo se ha asegurado de que yo no tengo las llaves de mi casa en propiedad, sino que además ahora los ladrones pueden obtenerlas simplemente escuchando.

La alternativa, anular la actualización, cosa que por el parecer hacían los tecnicos de vomistar, pero ahora no lo hacen con excusas sibilinas.

Hay lugares en los que exponen el problema con más datos, en forocoches por ejemplo, pero implica bajarse la versión previa de firmware y telefónica no la provee... ellos la tienen, pero manda cojones, tengo que confiar en un completo desconocido para solventar un problema que me provoca la compañía telefónica de los huevos.

(Actualización)

He llamado a vomistar, me han pasado de un usuario a otro, era curioso, cuando te atienden desde España lo dicen, Te habla tal desde La Coruña o Zaragoza pero no han podido resolver nada, de hecho se confirma lo de que una persona sin ningún conocimiento pueda entrar en tus datos y en todo lo que tienes... al final me han desviado a otro operador, aunque debería decir operadora. He de reconocer que me costaba entenderla, curioso, no me ha dicho desde donde me atendía y me dice lo que ya había leído en forocoches, que el proveedor no provee... eso sí, desde Colombia, que es desde donde me han atendido en la última ocasión, tienen acceso a todo lo que tengo conectado a mi red wifi. Vamos, que dicen que no hay que conectarse a redes públicas porque son inseguras, ya, y ahora resulta que tampoco a las privadas, más que nada porque dejaron de serlo y encima si me roban hasta los calconcillos virtuales, tengo que ir hasta Colombia para ver si me los devuelven.

Por cierto, el problema que tenía era que quería modificar el control parental que tenía a uno de los teléfonos. Quizás para usarlo yo mismo, y resulta que no puedo cambiarlo, a las 12 se le apaga la red como a cenicienta, y ni yo ni nadie en esa p*** empresa puede darle acceso de nuevo. Y de rebote, tampoco puedo limitar el acceso horario a ningún teléfono, para que luego me vengan con chorradas de que debemos controlar el tiempo de acceso y el uso que nuestros hijos hacen de la red.

(p***) es un adjetivo de disgusto desesperado que no se refiere al oficio de ninguna persona del sexo que sea, lo declare o no en la renta o lo ejerza en la calle o en otro lugar. En este caso viene a significar, carente de literalidad, "me cago en todo lo que se menea relacionado con" el sustantivo, empresa o individuo, al que modifica.