jueves, septiembre 21, 2017

Independencia, constitución y la caza del ladrón.

Ayer salió en toda la prensa, unos apelando a la ley y otros a la democracia, como si se tratase de cosas distintas que la guardia civil había registrado por orden judicial edificios gubernamentales y había intentado lo propio con alguna sede de partido político.

Me llamó la atención que hubiera quien intentaba evitar que la policía hiciera su trabajo acusándoles de antidemocráticos.

Me pregunto yo que hubieran pensado esos mismos si un grupo de fascistas hubiera evitado los registros de la sede del PP en Madrid cuando se buscaban pruebas por corrupción. A fin de cuentas es más de lo mismo, cuando existen indicios de que alguien ha cometido algún delito o falta contemplado en nuestro sistema legal, lo normal es que un juez apruebe la búsqueda de pruebas y las confisque, en caso de haberlas, además de detener a sus autores a a los que se retiene el tiempo que la ley permita para hacer las diligencias oportunas.

Si en una nave industrial están cultivando marihuana como para colocar a toda una ciudad, todos consideran que les han pillado en algo ilegal y para ello, sin lugar a dudas, deben entrar en la misma y nadie dice que están atacando su libertad de expresión, sus derechos humanos o la democracia en general.

Quieren votar por la independencia y que no les dejen hacerlo es un claro ataque a la democracia según ellos.

La pregunta que no parecen hacerse es si después ellos estarían dispuestos a someterse al mismo proceso si cualquier municipio, provincia o comarca decidiera a su vez realizar una consulta para independizarse de su nuevo sistema democrático... para convertirse en esos fascistas que no lo permiten porque la ley ya define como hacerlo y así no les gusta.

¿Permitirían que Barcelona se volviera a unir a España si un grupo convocase un referendum para independizarse de Cataluña?, ¿Y Badalona, Tarragona o Lérida?, ¿a que nó? ¿Por qué?, está claro, porque las leyes catalanas que formulasen no lo iban a poner así de fácil. Al final, en una comunidad de vecinos siempre habría alguno que de no conseguir los votos necesarios en toda la comunidad podría decidir independizarse junto a los que sí quisieran hacer algún cambio. Yo por ejemplo pago más de comunidad en mi casa porque mi vivienda es más grande que la de otros muchos y en realidad los servicios que recibo no son superiores... el presidente me roba... podría decir y ahora decido independizarme. Quedaría decidir como se gestionan los accesos y donde quedaría la entrada por no decir que yo podría decidir abrir otra puerta al exterior... ¿en qué comunidad no hay quien acaba pagando más que otros?

El principio está claro... no puedo querer para mi lo que no quiero para los demás. Mis derechos no son superiores a los del resto, si yo me puedo independizar, otros se podrán independizar de mí.

Por las mismas, las decisiones de la mayoría no son siempre las más acertadas. Dicen que la mayoría decidió condenar a un tal Jesus... ¿Era Barrabás independentista?, es una broma, a fin de cuentas no creo mucho en unicornios. Pero un ejemplo podría ser más certero... ¿que tal si hacemos un referendum para decir que no queremos que "PONED AQUÍ LA COMUNIDAD, CIUDAD, PUEBLO, BARRIO O PERSONA QUE NO PRODUZCA O NO GUSTE" esté en España. Si se trata de alguien o un lugar muy impopular, improductivo o dañino será fácil que se alcance ese 50% más uno que reclaman los independentistas como resultado válido. Pero... ¿sería lícito?

No. No lo sería. Para poder hacer ese referendum habría que cambiar primero la constitución y cambiarla requiere algo más que un simple referendum. Por cierto, el estatut de Catalunya establece:

Artículo 222. La reforma de los Títulos que no afectan a las relaciones con el Estado.
     1. La reforma de los Títulos I y II del Estatuto debe ajustarse a los siguientes procedimientos:
     a) La iniciativa de la reforma corresponde al Parlamento de Cataluña, a propuesta de una quinta parte de sus Diputados, y al Gobierno de la Generalitat. Los ayuntamientos de Cataluña pueden proponer al Parlamento el ejercicio de la iniciativa de reforma si así lo solicita un mínimo del 20 por ciento de los plenos municipales, que representen a un mínimo del 20 por ciento de la población. También pueden proponerla 300.000 firmas acreditadas de los ciudadanos de Cataluña con derecho a voto.
El Parlamento debe regular estos dos procedimientos para proponer el ejercicio de la iniciativa de la reforma.
     b) La aprobación de la reforma requiere el voto favorable de las dos terceras partes de los miembros del Parlamento, la remisión y la consulta a las Cortes Generales, la ratificación de las Cortes mediante una ley orgánica y el referéndum positivo de los electores de Cataluña.

Es decir... que es parecido a la constitución española. Bastan 300.000 firmas para proponerlo pero para reformar la organización territorial necesitan 2/3 partes de los miembros del parlamento aunque en ningún artículo se menciona que sea indivisible... es decir, Badalona podría ser independiente de Cataluña salvo por el detalle de que la constitución Española no contempla la posibilidad de la secesión de una región ya que ahí si pone que es indivisible.

Para que Badalona se separa de Cataluña, o expulsar a Chodos de España no bastaría con que una mayoría oportunista lo quisiera. En realidad se pide menos que para cambiar el estatut pues bastarían 3/5 de ambas cámaras. Es decir... sobre el papel bastaría aproximadamente con un 60% de los votos... no hay que olvidad que las cámaras se hacen asegurando representatividad por territorios.

Bueno, pues basta con que se modifique la constitución y el estatut... es curioso que los independentistas catalanes no tengan representatividad suficiente para modificar el estatut que ellos mismos habían diseñado y que se permitan el lujo de derogarlo basándose en la democracia.

En cualquier caso, yo, si fuera político. Haría lo posible para que se modificase la constitución y el estatut. Yo permitiría votar para que una región se separase, pero votarían todos los afectados y en el caso de Cataluña, la comunidad de vecinos es toda España. Yo requeriría un 60% de los votos posibles, es decir que la suma de los votos negativos más los no efectuados no fueran superiores al 40%. El estatut requiere más votos para cambiarse... pero para que la mayoría democrática no pudiera decidir que Chodos queda fuera de España o Barcelona fuera de Cataluña, el resultado de la votación debería incorporar los votos de la región afectada y añadir que la condición anterior se debería cumplir también en esa región.

En Democracia hay que convencer al resto para hacer una mayoría suficiente, bastaría con que votasen a favor de la secesión 3.3 millones de catalanes y un total de 21.6 millones de españoles. Es decir... si todos los catalanes votan por la independencia solo necesitarían unos 16 millones del resto queriendo separarse de ellos. Como se repartiría el agua, las deudas, las pensiones o la energía... sería harina de otro costal.

Pero eso sí... todo dentro de la ley. Porque las leyes están al servicio del pueblo, sí. Para eso se refrendan y por ello se modifican. Pero mientras siguen en vigor, se cumplen.

Daría igual que una mayoría quisiera que se fusilase a los terroristas o sus simpatizantes, la ley no lo permite tanto para radicales religiosos como para terroristas de ETA o gente como Arnaldo Otegui, la ley impide que le puedan linchar por mucho que pase por un pueblo en el que la mayoría quisiera hacerlo.