viernes, octubre 19, 2018

El cambio climático, la cerveza y el vino.

Ha sido noticia en estos últimos días, el cambio climático va a provocar que por falta de agua para la cebada, suba el precio de la cerveza.  Google ofrece casi tres millones de resultados al escribir "subida del precio de la cerveza" y entre los primeros aparecen aquellos que lo vincula al cambio climático. Y ojo, todos se han hecho eco de la misma noticia al mismo tiempo independientemente del signo de la publicación. Aquí, aquí, y aquí,  

El estudio original es de Nature, y la causa sería que se estima que "que el rendimiento de los cultivos de cebada, el principal cereal que se utiliza para la elaboración de la cerveza, se reducirá entre un 3% y un 17%. Esta disminución en el rendimiento de los cultivos de cebada se debe a las delicadas condiciones de su cultivo, al que afectaría profundamente los periodos de sequía y de calor."

Como va a hacer más calor en Irlanda y Alemania, el problema de agua hará que el precio de la cebada suba y con ello el de la cerveza. Permítanme una sonora carcajada, pero desde la tristeza más absoluta.

El estudio se ha centrado en la cebada... el principal productor mundial de cebada es Rusia, con lo grande que es ya puede. El séptimo productor mundial es España... lejos de Rusia... pero produce casi el doble que Polonia, un país que es bastante parecido en tamaño a España. No hace falta pensar mucho para pensar que el cambio climático hará que Polonia tenga un clima más parecido al Español para producir tanto como ahora mismo produce España.

Mencionan como subirá el precio en Irlanda, cuando resulta que la producción de ese país ni tan siquiera aparece entre los 20 primeros productores de cebada por lo que vincular su precio al cambio climático es bastante curioso.

Resulta que la cebada es uno de esos cereales que se cultivan en sitios bastante dispares, hablar de lo delicadas que son las condiciones de su cultivo es chocante. No es que se cultive mejor en donde hace frío, sino que como las patatas, también se cultiva donde lo hace. Si hace calor, se cultiva mejor.

En lo que se refiere a las sequías, efectivamente, como todos los cereales y plantas, necesita agua. No solo la cebada, también el trigo, los garbanzos o las lentejas, no digo ya los pepinos, las sandías y las naranjas. A lo que voy es que si el problema es la falta de agua, la cerveza no será cara porque falte la cebada, sino porque falte el agua y el de la cerveza será el menor de nuestros problemas ya que a pesar de lo mucho que me gusta, si tengo que prescindir de algo, obviaré la cerveza, lo que resulta difícil es prescindir del pan, las patatas o la pasta, que resultarían igualmente afectadas por ese cambio climático.

Lo que no dice ese estudio es que esos lugares en los que se produciría menos cebada podrían migrar a producir uva, y con esta, vino. ¿Han dicho que bajaría el vino?

La cerveza sería más cara, y el vino más barato y descubriríamos que en todos esos países civilizados que tanta cerveza toman, pasarían a beber vino.

Por otra parte España no solo produce cebada, también hace cerveza, y lo cierto es que ahora es mucho más barata que en esos sitios en los que con tanto frío subirá cuando empiece a hacer calor.

De todos modos lo dicho, el cambio climático afectará a todos los cereales y con ello al precio de la base de nuestra alimentación, y en esto da igual que se sea vegetariano o carnívoro pues según la FAO el 70% de la producción de cereal se dedica a dar de comer al ganado (aquí) por lo que el porcentaje dedicado a hacer cerveza es prácticamente irrelevante.






jueves, octubre 18, 2018

El salario mínimo para sobrevivir.

El pacto entre el PSOE y PODEMOS para los presupuestos tiene varias lineas, la más llamativa, la "espectacular" subida del salario mínimo interprofesional a nada más y nada menos que 900 euros, medida que ha despertado las críticas de otros partidos políticos porque es una medida insostenible... ¿quieren decir con ello que 900 euros es demasiado sueldo?

Con las circunstancias actuales al respecto de las mayorías que no existen en el gobierno y las peticiones que hacen las minorías para que se aprueben los presupuestos, ahora mismo podían proponer una autopista a la luna que tendría el mismo efecto. Aumentar el salario mínimo en realidad es una medida que pretende también recaudar más impuestos en forma de cotizaciones por lo que sería una forma de recaudar para pagar el otro aumento, el de las pensiones.

¿Pero son aumentos de verdad?

De momento parece que subir las pensiones tanto como el IPC, es decir, dejarlas igual para tener la misma capacidad adquisitiva, también parece una exageración, por lo que la intención de fondo es la de bajar el poder adquisitivo, donde antes comprabas dos barras, ahora solo compras una.

Pero el IPC no es más que una media que precisamente por promediarlo todo, no promedia nada. Decir que tal o cual producto se ha comportado mejor o peor no dice nada de la capacidad de un salario para hacer frente a los gastos mínimos.

Por ejemplo, se habla del precio de la hostelería, los restaurantes, los hoteles y salir de copas e incluso del tabaco y su influencia sobre el IPC, pero cuando hablamos de mínimos, salir a tomar unas copas no es opción y por tanto, que se comporten bien de cara al IPC los balnearios y los precios de los vuelos intercontinentales a la mayoría se la trae floja.

Así que el salario mínimo interprofesional supone un gran debate entre los partidos políticos y los empresarios, pero ¿cual es el salario mínimo para sobrevivir en España?

Hablando de mínimos nos tenemos que desplazar a las bases de la pirámide de maslow, y en cada momento, si sobra, subir un escalón.

Por respirar no cobran, aún (que todo se andará), pero hidratarse, alimentarse y dormir implican tener agua, comida y alojamiento así que habría que considerar sobre todo la evolución del precio de estos tres básicos para ir empezando.

Una familia de 4 personas gasta una media de 500 euros al mes en alimentación en España. Quitemos del gasto el agua envasada  y los licores, la primera porque se supone que la del grifo es potable y los licores no entran en las necesidades básicas, pero añadamos la distribución del agua de grifo y los impuestos a la misma que por cierto llevan varios años subiendo varias veces lo que el IPC. El gasto en alimentación quedaría en unos 460 euros al mes en alimentación que no incluye los gastos de supermercado que no son estrictamente alimentarios como productos de limpieza y aseo, limpiarse no es básico. la ropa sí es básica, hay estudios que fijan la compra mensual de ropa por persona en unos 40 euros (505 al año), así que vamos a suponer que en esta familia de 4 solo se visten dos y comparten la ropa con los otros dos.

La luz y el gas, son básicos para mantener la temperatura o cocinar. La factura media mensual para una familia de 4 personas que contrata una potencia más baja es de 63 euros (Aquí). Por otra parte, el básico de gas, usando poco para calentar el agua sanitaria y no usando la calefacción está en unos 20 euros que raro será el mes que realmente pague solo eso. ( Estimado a partir de aquí), calentando la casa a unos 19-20 grados unas pocas horas al día el gasto medio mensual se acerca a 60 euros de media mensual que se gastarían sobre todo en los meses de frío.

Vivir de alquiler cuesta de media en España unos 1025 euros según El Economista   de lo que se deduce que alquilar una vivienda para esas 4 personas que a duras penas alcance el calificativo de vivienda, no costará menos de 400 euros mensuales. Una hipoteca de por vida para una vivienda del mismo tipo tampoco estará por debajo de ese precio.

Así que las necesidades básicas, que por cierto no incluyen educación, sanidad, o transporte para una familia de 4 personas ya alcanzan los 1063 euros mensuales con la casa más bien fría y 1023 si dejamos la calefacción apagada todo el año.

 Para acabar siendo un indigente no es preciso tener ninguna educación, también es cierto que tenerla no te exime de acabar siendo un indigente, pero cuando se fijan los mínimos, se entiende que estos incluyen aquellos aspectos sin los cuales el país dejaría de funcionar tarde o temprano y la educación es uno de ellos. Por ello, no solo es supuestamente gratuita hasta los 16 años sino que también es obligatoria.

En España hay centros privados, concertados y públicos. Se supone que los dos últimos recogen la gratuidad de la enseñanza pero no todo es gratis aunque sea obligatorio. Los libros de texto, esos de los que hay tantas versiones como colegios, por lo general no son gratuitos. Según la OCU, el coste del comienzo del colegio es muy dispar dependiendo del tipo de centro al que se acuda. Nuestra familia de 4 lleva a sus dos hijos a un centro público y ello supone un gasto anual medio de unos 841 euros por hijo, (si acudieran a uno concertado serían 1856 euros por hijo según los cálculos de la OCU).

La calidad del transporte público deja mucho que desear y la temporalidad en el empleo y la ubicación habitual de los mismos hace muy difícil que nadie tenga realmente opciones para trasladarse en transporte público. En  ciudades en las que se puede uno desplazar siempre en transporte público como Madrid, el bono mensual de transporte para 2 adultos y dos jóvenes es de unos 120 euros al mes.

Tener un vehículo propio es por lo general bastante necesario para la mayoría de los españoles, vivir en una zona que prescinda de dicha necesidad suele llevar pareja un incremento del alquiler que supera con creces el gasto de tener un vehículo propio. El vehículo familiar más barato del mercado cuesta 9175 euros, no hablo de prestaciones, solo de precio. Siempre habría quien dijera que los de segunda mano pueden costar menos, pero también durarán menos. Los cambios de política medioambiental, las recomendaciones de seguridad y todas las campañas que hace el Estado pretenden que nadie tenga vehículos con más de 10 años de antigüedad y frien a impuestos aquellos vehículos que entran en categorías defenestrables, así que vamos a suponer que ese coche dura por lo menos esos 10 años. A fecha de hoy, hay entidades que ofrecen un interés del 6.11% TAE, vamos a suponer que esta familia convence al banco para que le den el crédito (yo no se lo daría), la cuota mensual sería de 102 euros. Menos que lo que costaría alquilar el coche u obtenerlo en leasing. El seguro de ese coche no resulta por menos de 150 euros al año. Vamos a suponer el improbable caso de un conductor que consigue los consumos que declara la marca, en este caso son 5'4L a los 100. A una media de 10000 km al año, resultarán 540L de gasolina, repostando en el sitio más barato a fecha de hoy me salen 1'317 euros el litro, por lo que el gasto anual sería de 711 euros. El mantenimiento es muy necesario para alcanzar los años objetivo, pero vamos a suponer que sabemos de mécanica y no llevamos el coche al taller, con lo que el mantenimiento anual no supera los 100 euros. Así que el transporte privado sale al mes por 182 euros en su opción más económica sin pillar autopistas, a la velocidad mínima, sin multas por aparcamiento (aunque sin pagar por aparcar) y sin demasiadas demoras en los semáforos. El mismo cálculo con los híbridos o eléctricos supera con creces las opciones de un pobre.

Pero, a pesar de las limitaciones que ponemos a la conducción, hay otros gastos que hemos obviado. Se trata de todo aquello que necesitamos en la casa. Nevera, algún mueble, alguna cama, ya se sabe, esas cosas que pensamos que siempre han estado ahí, pero que no. Que hay que comprarlas, repararlas y mantenerlas. La intención para los presupuestos reducidos es la de gastar lo mínimo, recoger lo que otros tiran e intentar obviar la obsolescencia programada que hace que si tienen algún circuito integrado acaben por dejar de funcionar. El contenido medio de una vivienda se estima en un 30% del valor del continente (aquí) así que ya sea por hipoteca, o por alquiler, nos sale al mes un gasto fijo de 120 euros, que como somos pobres lo vamos a reducir un 50% hasta los 60 euros por lo dicho, hay quien tira esas cosas así que no vamos a ser tiquismiquis... eso sí, los certificados de eficiencia los vamos a tener que esconder, pero es que aquí sí resulta que no hay narices a ahorrar un duro adquiriendo una nevera de 1000 euros con un certificado de eficiencia AAA+, frente a una GGGGG  a 100 euros ya que la obsolescencia programada acaba afectando a las dos por igual.

Se me olvidaba, vivir en comunidad lleva gastos de comunidad, en esta hipotética casa pobre no se pagan más de 30 euros y suponemos, que es mucho suponer que los impuestos de basura, agua e IBI están incluidos.

El último gasto sería discutible para muchos, hoy por hoy el estado no nos permite vivir desconectados. Hace falta un teléfono, si o sí. Así que vamos a compartir uno entre los cuatro con una conexión de internet porque también resulta obligatoria. Los hijos no tienen más opción que ir a la biblioteca a estudiar, con un poco de suerte es gratuita y tiene puestos de internet. Lo más barato serían 8 euros mensuales. El teléfono nos lo encontramos por la calle.

Esta familia, por tanto, no sale a tomar café por la mañana, nunca va a restaurantes ni toma refrigerios en los bares y como mucho pasa sus vacaciones en casa de la abuela en el pueblo, los hoteles solo los ven en la tele. Pasan frío en invierno y calor en verano y la ropa es prácticamente la misma todo el año y nadie tiene necesidad de ir al dentista... nunca, ni se ponen enfermos salvo que les regalen las medicinas, que no suele pasar, ni necesitan gafas, ni van a la peluquería, piscina o cine.


Si alguien considera que me excedo en los gastos básicos, que me diga como hace para gastar menos y tener una conexión para leer esto, pues ese gasto no lo he incluido. Así, que esta familia gasta al mes una media de 1593 euros (1600 aportando menos del 0.7% a caridad, que siempre hay quien está peor). Todo ingreso conjunto mensual inferior a esa cantidad solo se puede afrontar pasando hambre y caminando para ir a trabajar sin cambiar los zapatos.


Los gastos expuestos son los básicos, se puede gastar menos, pasando más hambre y más frío, pero eso tiene otro nombre, pobreza extrema. El sueldo más habitual en España es inferior a los 1000 euros por lo que lo más habitual en este país es precisamente prescindir de tener hijos.


Evidentemente, la capacidad de ahorro es nula. Solo se puede ahorrar cuando sobra por lo que todas esas tonterías sobre el porcentaje que hay que ahorrar para asegurarse la pensión no están al alcance de la mayoría. Trabajando los dos (que supondría una incidencia de paro del 0%, en España ronda el 18%) y cobrando el mínimo interprofesional actual ganarían cada uno 735.9 euros al mes, es decir entre ambos 1471.8 euros al mes. Salvarían ese mínimo expuesto gracias a las pagas extra. Hasta es posible que puedan tomar una cerveza compartida al año.

Pero una cosa sí tengo clara, los que se ponen a discutir sobre los sueldo mínimos, cobran bastante más, porque de otro modo se darían cuenta de lo que cuesta vivir.

Por cierto, vivir con menos es posible gracias a alguna que otra ayuda ya sea estatal, de la familia, de los amigos o de lo que se pide. Pero es entonces cuando hablamos de pobreza extrema o riesgo de exclusión.

La economía sumergida no la contemplo, de hacerlo deberían incorporarse los ingresos que se obtienen con la misma a los obtenidos por salarios, pensiones o prestaciones por paro. Los ladrones tampoco los incluyo por las mismas aun a sabiendas de que los hay que tienen salarios legales muy superiores a los mínimos que he citado y que lo que roban deja en migajas lo que obtienen por sus salarios. Entre estos últimos suele haber políticos que curiosamente se suelen oponer a que se suba el salario mínimo interprofesional.




sábado, octubre 13, 2018

Serán cosas de la edad.

Este blog lo empecé en marzo de 2006, y como no tenía claro que fuera capaz de volver a entrar aproveché para despedirme con la primera entrada por si las moscas.

En todo este tiempo me he tomado más de un descanso y he abierto otros blogs que acababa integrando en este mismo. La mayor parte de mi audiencia vino con "el silbido", enlazaba vídeos de canciones que me gustaban de siempre o porque las acababa de descubrir y hacía algún comentario que supongo que no siempre se leía.

Los enlaces se rompían con demasiada facilidad y al final acabé abandonando la música.

El año pasado tuve una producción inusual de entradas, me creí en la obligación de tomar partido, tuve más visitas pero no creo que convenciera a nadie de lo que no estuviera convencido ya, nadie cambió de opinión por mi causa, simplemente me convertí en una voz más que por otra parte no se escuchó demasiado lejos (bueno, lejos sí... pero no por mucha gente) pero en cualquier caso pensé, que no siempre escribí, que las cosas no iban a ir a mejor en este país.

Una de las razones que me tuvo separado de la red fue que me decidí a escribir un libro. No trataba sobre nada de lo que normalmente trato en el blog, era un libro de fantasía que mi crítico particular (mi hija) no ha recibido con demasiado entusiasmo, ella me dice que cada escritor tiene su estilo pero no ha sido capaz de decirme que es lo que debería corregir por lo que deduzco que en esa categoría entra todo el libro.

Empecé a estudiar frances pero ya no me veo con fuerza para obtener resultados en un periodo razonable de tiempo, al final me dediqué a jugar a "preguntados" una especie de trivial online que me permitía practicar varios idiomas (curiosamente en frances no se me daba nada mal) aunque la publicidad mató el juego y lo he dejado, como tantas cosas.

Al entrar de nuevo en el blog me he dado cuenta de que la lista de lectura se ha reducido considerablemente, la he revisado después de leer una entrada en el blog de misterios al descubierto en el que comenta que los blogs se mueren, no es que quisiera darle la razón pero mi lista de lectura es una prueba no definitiva de lo que menciona. La mayoría dejaron de producir entradas hace dos años, otros han pasado a escribir esporádicamente y los pocos que lo hacen habitualmente son honrosas excepciones.

Tuve más de un hijo, plante varios arboles y no se si decir que he realmente he escrito un libro.  Espero que no sean las únicas tres cosas que tenga que hacer en la vida porque ya las he hecho, pero he decidido que voy a ir contra corriente, no voy a publicar demasiado a menudo pero me voy a mantener por aquí, aunque solo sean cosas de la edad.

Quien sabe, a lo mejor acabo otro de los innumerables libros que he empezado y hasta vale la pena leerlo.

martes, octubre 09, 2018

El timo del combustible.

Al menos eso es lo que parece, un timo.

No se de coches, no sabría distinguir dos motores de distinto combustible por mucho que los mirase. Confundiría los calentadores, con los inyectores y las bujías y vete a saber con que más. Una vez cambié el aceite de un 306 y le quité el liquido de la transmisión... o eso me dijeron, así que cuando hablo con algún conocido de coches me toca simplemente asentir y escuchar, raro en mí.

Así que lo que pueda decir de coches no se basa en mis conocimientos, sino en lo que otros dicen.

Así, entre las leyendas que escuché sobre los combustibles recuerdo conversaciones en las que los diesel, al menos los antiguos, tragaban con casi cualquier aceite o similar para seguir funcionando a costa de una gran nube negra a sus espaldas. También recuerdo, mucho más recientemente, en un país puntero en lo que se refiere a fabricar coches y a defraudar en las emisiones que producen un comentario sobre los dos tipos de diesel que había. El caro y el más caro. Un mecánico me aseguraba que no valía la pena comprar el "más caro" que bastaba con echarle de cuando en cuando una cantidad indeterminada de gasolina para conseguir el mismo efecto por menos precio.

De hecho, otro mecánico, distinto del anterior, me decía que hacía el efecto de esos aditivos que compramos, muy caros, para limpiar inyectores y que como con esos aditivos, no se debía abusar.

Lo que las marcas aseguraban comercializando esos gasoleos más caros era que efectivamente limpiaban los inyectores y reducían el consumo.

Sin saber de coches, la comprobación era fácil. Circulemos un tiempo con un combustible y después con el otro... y veamos si realmente consume menos.

La prueba la hice con un Toyota con motor D4D comparando los dos combustibles que ofrecía Repsol, y la conclusión fue que no, que el gasto era el mismo y que solo variaba según la forma de conducción. El coche murió por accidente con 16 años, pero su motor nunca achacó que decidiera repostar el diesel más barato en la gasolinera más barata.

Al respecto de esto último, otro alguien me dijo que no había prácticamente diferencias entre la mayoría de los grandes productores de combustible, que si no había sido capaz de distinguir entre dos productos supuestamente distintos de la misma compañía, sería más difícil distinguir los productos equivalentes entre distintas compañías. Con mi diesel actual, vengo a llenar un depósito cuando está a punto de entrar en reserva después de hacer poco más de 1000 km, ya llevo varios depósitos comprobandolo y reposto en el sitio en el que más barato me sale. No creo que por pagar varios euros más por hacerlo, pudiera hacer más kilómetros porque para hacerlo tendría que acercarme mucho a igualar o mejorar los consumos que declara la casa, y eso ya sabemos que no es posible.

Lo cierto es que hay muchos distribuidores de gasoil pero fabricantes no hay tantos e incluso entre estos, la materia prima varía mucho de un origen a otro y de alguna forma se ven obligados a homogeneizar el producto. Después nos intentan vender que haremos más kilómetros con unos que con otros pero nadie ha podido demostrar que sea cierto.

A partir del 12 de octubre, entra una nueva forma de catalogar los combustibles, nos van a marear ligeramente. El gasoil vendrá mezclado con biodiesel en varios porcentajes, aquí hay unas tablas que lo explican.
(Sacadas de autobild)
Lo gracioso de las tablas es que a la hora de hablar de las equivalencias con los combustibles actuales de dos marcas como Cepsa y Repsol (los mayores distribuidores de combustible en España además de BP para la mayoría de marcas y submarcas existentes) ya nos informan que el diesel que consumimos ahora mismo es el B7, (Diesel con 7% biodiesel). Da la impresión de que hasta ellos mismos no se atreven a decir que se trate de distinto tipo de combustible, y en cualquier caso es una sorpresa que ya se trate de un producto "bio".

Sorprende que en gasolina, cepsa sí tenga dos productos distintos, para tres precios distintos y que repsol solo diga que tiene aquel que contiene un 10% de etanol. No hice la prueba con los tipos de gasolina así que no se si para esos vehículos se nota algo en consumos o eficiencia pero las nomenclaturas empleadas a mi me parecen cuando menos curiosas.

Resulta curioso ver que el nuevo etiquetado reconoce la existencia del XTL, un diesel que no es gasoleo ni biodiesel, buscando por ahí es un combustible fabricado a partir de material fósil o renovable que permite obtener por síntesis o hidrotratamiento, un combustible muy similar en composición al combustible diésel fósil tradicional. La Norma CEN aplicable para el XTL es la EN 15940.... ¿entraría ahí el e-diesel?, pues resulta curioso que después de tanto satanizar al diesel ya exista la etiqueta que permite comercializar un diesel "ecológico".

De alguna manera nos engañan con los combustibles, pero es que eso además vende coches. Ahora no veremos XTL, cuando aparezca nos dirán que es un nuevo combustible que sustituirá a la gasolina... ja, pero será diesel, uno que ya habríamos podido utilizar en nuestros coches viejos como si fueran ecológicos.



martes, septiembre 18, 2018

Me he comprado un coche diesel... ergo soy ecologista.

No tenía ninguna intención de hacerlo. Pretendía seguir con el mismo coche hasta que se reciclase sólo pero un autobús lleno de niños, con mal mantenimiento de frenos (también diesel, todo sea dicho de paso) y exceso de velocidad, decidió dejar el coche para desguace un tiempo antes del que había previsto. Por fortuna no le pasó nada a ningún ocupante pero ahí empezó el dilema. El transporte público en mi zona es inexistente, para ir a trabajar calculo que da igual la hora a la que intente levantarme para coger el autobús. Cogiendo el primero llego al trabajo a la hora de salir para intentar volver. Si lo hago en coche, 20 minutos.

Iría en bicicleta, pero por la autovía no se puede y la meteorología no acompaña 11 meses al año... el que hace 12 tampoco pero ese mes no tendría que ir por vacaciones. Así que me tocó mirar los coches justo antes de que se volvieran todos locos con cambios de normativa, impuestos y vuelta a la satanización del diésel.

He de reconocer que el coche que más me gustaba era un híbrido, costaba casi un millón de las antiguas pesetas por encima del que he comprado pero claro, era "ecológico", no tendría problemas para entrar en las ciudades por que con ese coche sí iba a poder entrar, pero, ¿era realmente más ecológico?

No voy a decir que coche he comprado, esto no es una comparativa de coches, solo pretendo averiguar si efectivamente he hecho tan mal comprando un diesel.

Miramos las emisiones de CO2 del coche que no he comprado, 117gr/km. El que he comprado emite 129 gr/km, no parece mucho más si tenemos presente que el otro es casi "eléctrico", pero claro, aunque el motor eléctrico no funcione, tiene a su lado un motor de gasolina con un montón de caballos más que el mio diesel. El que sí era más barato era el mismo modelo que el que he comprado pero gasolina, los buenos de ahora... esos que hasta el presidente del gobierno nos dice que debemos comprar para ser "ecológicos" porque todos sabemos que no todo el mundo se puede gastar los 6000 euros de diferencia entre el gasolina y el híbrido.

El dato... 149 gr/km de emisiones de CO2. La diferencia entre el diesel y el gasolina en la misma carrocería es superior a la que teníamos antes entre el diesel y el híbrido.

Eso sí, nos dicen que no es solo CO2 lo que produce un diesel, aunque resulta que los tres cumplen con la misma normativa de emisiones, la Euro 6, así que por ahí en realidad contaminan poco más o menos lo mismo aunque parece ser que en el caso de los diesel, la euro 6 les permite una cantidad ligeramente mayor de NOX que es la que pretende justificar todo el ruido que hacen alrededor de los diesel.

Hasta aquí... no lo tenemos muy claro, algo más de NOX en el diesel aunque con menos CO2 que sin embargo mejora ligeramente el híbrido.

Pero hasta aquí están los datos a favor de los gasolina con pedales o sin ellos, porque resulta que la gasolina sale del mismo sitio que el diesel.

Si vamos a una refinería nos mostrarán que a base de "refinar" el crudo vamos subiendo en la torre de destilación para obtener los productos derivados del mismo. El diesel está por debajo de la gasolina por lo que a grandes rasgos podemos decir que para producir los productos de la parte de arriba necesitamos contaminar más que para producir los de abajo que por otra parte siempre saldrán como residuo al no poder convertir todo el petroleo en los productos superiores.

No es una cantidad fija, depende del crudo utilizado pero en el menor de los casos sale tanto gasoleo como gasolina, por lo general sale más gasóleo porque en un segundo proceso vuelve a salir gasoleo. Con ello, resulta que el gasoleo seguirá produciendose y consumiendose en tanto y cuanto se siga produciendo gasolina. Malas noticias para los que piensen que por tener un gasolina van a tener un planeta más limpio. Como mucho, su ciudad, si es una de aquellas que no permita circular a los diesel, tendría menos... ay no... que tendrá más CO2 y no se librará del NOX salvo que también prohíban los autobuses como el que rompió mi coche anterior y ya te digo que esos autobuses no cumplen el Euro 6.

Pero contaminar tanto como el gasolina no me convierte en ecologista, por lo que el título del post sería mentira.

Vayamos pues al siguiente paso, ese que ahora no era opción. No me refiero a los coches eléctricos, la producción eléctrica nacional dista mucho de ser ecológica y no creo que ninguna central térmica cumpla con el euro 6, en su lugar hablo del hidrógeno, coches que no venden y que precisan de una infraestructura para distribuir el hidrógeno que tampoco han decidido donde producir. Hidrógeno que por otra parte precisa de un proceso de electrólisis en el que consumimos energía... ¿solar? ¿viento? la que sea... pero ecológica, porque de otro modo seguiriamos contaminando igual.

¿Es el diesel rival ecológico del hidrógeno?

El pensamiento más simple es el de irse al biodiesel, las plantas capturan el CO2 del ambiente y por tanto la balanza de CO2 se mantendría pero eso conlleva dedicar grandes espacios para producir palma, maiz, colza o lo que se utilizase para fabricar el combustible... tendríamos para ir con el coche al supermercado en el que no habría suficiente comida para todos, mala idea.

Pues resulta que ya hace unos años saltó la noticia de que audi estaba desarrollando el e-diesel, capturaban el CO2 del aire, hacian el mismo proceso con el agua para extraer el hidrógeno y lo juntaban todo de algún modo para que por el otro lado saliera un diesel compatible con los coches actuales pues un alto cargo ya repostó su audi... como no... con aquel combustible delante de la prensa. Podía parecer que aquello era un golpe de efecto, su producción era cara como no podía ser de otro modo ya que se seguía necesitando una fuente de energía como con el hidrógeno para producirlo.

La ventaja estaba en que los coches ya funcionaban, las gasolineras valían las mismas y en definitiva solo hacía falta ponerse a producir a partir de una fuente barata de energía para que su proceso fuera barato. Sol, viento, agua, las opciones bonitas... la nuclear no tanto pero desde luego produciría barato y puestos a captar el CO2... hay unas cuantas ciudades con una clara tendencia a acumularlo por encima de ellas.

Parece ciencia ficción como con el hidrógeno, pero resulta que en Suiza han decidido creerselo y ya van a producirlo comercialmente. Es decir, un país que a priori parece limpio va a potenciar el consumo del diesel por ecológico.

La gasolina sintética es la siguiente opción, pero está claro que primero deben hacer que la gente se deshaga de sus coches diesel. Así venderán coches de gasolina, después venderán electricos y por último volverán a venderlos diesel y nuevamente de gasolina con esa gasolina sintética que resultará más eficiente... o no... porque en definitiva todo es cuestión de vender coches. Lo de la ecología es un cuento... y si han desarrollado esos combustibles no es por nada sino porque las alternativas al petroleo necesitan coches más caros de producir y por ende con menos márgen de beneficio al vender. Dentro de unos años cualquier diesel será ecológico desde el punto de vista del combustible. Lo ecológico hoy, sería que se volcasen a producir ese diesel y alargar la vida de los existentes ya que el único coche que no contamina es el que no se fabrica... pero eso no vende coches.

Así que volviendo a mi pregunta, volveremos a la carrera contra el tiempo, la obsolescencia programada y los autobuses destroza coches, con un poco de suerte dentro de 16 años (tiempo que duró el otro coche) me dejarán circular de nuevo porque el diesel se haya puesto de moda otra vez... aunque a decir verdad, dentro de 16 años es posible que ya no me dejen conducir o solo pueda hacerlo con un coche que sepa conducir solo.