viernes, octubre 24, 2014

Los roscos de vino que se llevó la crisis.

Me indican que ya es navidad en el Lidl, que ya han empezado a poner el surtido de navidad, y eso que parece que al corte ingles se le escapó una primavera de esas que se guarda para el invierno y seguimos en manga corta. Si estuviera en Valencia, vale... pero es que desde casa veo los pirineos, lejos, sí... pero los veo.

Todos los años desde hace unos cuantos, cuando se acerca la navidad íbamos en cuanto podíamos al Eroski, porque tenían los mejores roscos de vino de chocolate de toda la oferta nacional. Nunca fui capaz de entender la razón pero en Eroski se debieron dar cuenta pues los roscos costaban el doble de lo que se pagaba por algo parecido en cualquier otro sitio. Ni Mercadona, ni Hipercor, nadie era capaz de hacer sombra a esos roscos que eran tan caros a pesar de ser marca blanca.

Me he pasado muchos años fuera así que me tocaba llamar a quien fuera para que me los fuera comprando, se los llevaban por cajas y llegaba un momento en el que eran difíciles de encontrar. Ahora que ya estamos en terreno patrio pensábamos que sería más fácil, y me costó encontrar un Eroski en Zaragoza, pero los hay.

Compré todos los que tenían, y eso que ahora venían mezclados con el resto de surtidos, ya no era posible pillar la caja pero seguían siendo tan caros como siempre, daba igual, no compraba otra cosa para navidad, nada de turrones ni mantecados, todo se iba en roscos de vino, total, donde fuera estaría lleno de dulces típicos a los que difícilmente se encontraba lugar al lado del pavo, cordero o animal al que le había tocado la china del momento.

Total, nosotros comprábamos kilos de roscos que después distribuíamos con el café de cada día. Nos duraban un par de meses estirando mucho y porque eran muchos también.

Sin embargo este año los roscos van a llegar a Navidad sin acabarlos. 




Eroski, por alguna misteriosa razón, cambió el proveedor de los roscos y después de vaciar la tienda de roscos me encontré con que no sabían como siempre. Que estos, a pesar de costar el doble, sabían igual que los del Mercadona, esos que nunca tuve intención de comprar.

Así que este año no hay roscos, no me voy a molestar ni en probar si han rectificado. El rosco se lo damos a Eroski por engañar a los clientes de toda la vida. En todo caso no le recomiendo a nadie comprar ninguno de estos, saben igual que todos los demás y son mucho más caros. No se quien se los hacía antes, pero estos los hacen en Estepa, Sevilla, Manzano-Gamito Hnos. y si bajaron la calidad por la crisis, o por ganar más, conmigo lo llevan claro. Pueden ir haciendo unos cuantos kilos menos. Exactamente, tantos kilos como sean capaces de mandar a una sola tienda de Eroski porque no solo los compraba para mí. Mi suegra, mi cuñada y mi cuñado, que no tienen tienda Eroski en el pueblo dependían de los que yo les llevaba, y este año igual me cambio a las frutas de Aragón.

miércoles, octubre 22, 2014

Si la justicia fuera justa...

Imaginemos un producto de farmacia recetado para paliar las nauseas de las embarazadas.

Imaginemos que ese producto produce malformaciones como por ejemplo estas:

Fuente foto: Avite

Imaginemos que se descubre que las produce y se prohibe su venta en muchos países.

Imaginemos que vives en un país en el que la prohibición tarda en llegar dos años y que no se da ninguna información sobre la razón de la misma.

Imaginemos que esa empresa aprovecha para vender todo lo que le queda en donde nadie sabe las malformaciones que produce.

Imaginemos que con el tiempo, en el país en cuestión, desaparece la censura informativa y existe libertad de expresión de tal modo que gente que vive con graves malformaciones descubre la razón de su mísera existencia.

Reclaman... ganan... y después...

La audiencia anula la indemnización para los afectados de talidomida.

Manda huevos.