jueves, febrero 10, 2011

¿Tendremos Sortu esta vez?

Antes de decir nada, tengo que decir que el terrorismo me ha tocado de cerca, de alguna manera puedo decir que ha afectado mi dia a día durante mucho tiempo y que incluso tengo un familiar que forma parte de las víctimas del terrorismo por encontrarse en un autobús que se convirtió en víctima colateral de un execrable atentado terrorista.

Lo digo más que nada porque siempre se acaba haciendo mención a las víctimas de ETA, y en mi caso, sin que me quiera comparar con los hijos de cualquiera de los conocidos que han fallecido, me ha afectado más directamente que a muchos de los que tanto levantan ahora la voz en nombre de las víctimas. Los fallecidos no eran anónimos, todos tenían nombres y apellidos y se les debe seguir haciendo justicia. Es decir, a ETA ni agua.

Pero ahora toca poner la otra cara y no me considero católico. Nos encontramos en un escenario similar al que había en Cataluña cuando Terra Lliure dejó la lucha armada y ERC renunció a las armas sin abandonar su objetivo de alcanzar la independencia. Los lazos entre aquella organización terrorista y ETA eran evidentes y con toda probabilidad hay miembros de aquella que ahora militan en esta. ERC no ha renunciado a su discurso independentista y hasta ha formado parte de un gobierno democrático. Si se hubiera aplicado el mismo rasero que ahora aplicamos, no debería ser una opción... pero lo es y a nadie se le caen los anillos. Es lo que tiene vivir en Democracia, cada uno es libre de tener la ideología que quiera tener.

A fin de cuentas, toleramos partidos como Alianza Nacional (reedición del partido fascista Fuerza Nueva), Falange Española de las JONS y todas sus variantes cuyo discurso no deja de ser una apología al fascismo. Si no nos gusta... no les votamos. En eso consiste la democracia.

Lo cual, repito, no se debe considerar como un perdón a los terroristas, y si alguno de ellos se infiltra en el partido y se descubre, pues a la carcel. Igual que perseguimos al corrupto en cualquiera de los demás partidos cuando se encuentran en el poder y no se responsabiliza al partido por ello... de hecho ni parecen perder votos por corrupción... cosa que llama mucho la atención.

Es hora de ser valiente y empezar a creer que los vascos son mayorcitos como para saber que es lo que les conviene y lo que no. Por supuesto habrá quien les vote, alla ellos, pero si eliminasemos todos los partidos que no nos gustan, no existiría ninguno.

6 comentarios:

Titajú dijo...

¿De verdad, se acabarían TODOS los partidos? Qué feliz me acabas de hacer.
Tonterías aparte, tienes toda la razón: es un estado democrático de derecho, con todas sus consecuencias.

Outsider dijo...

Igual no estaría mal cambiarlos a todos de cuando en cuando.

leamsi dijo...

Tocas un tema delicado y además te mojas porque sabes que vas cargado de argumentos, que a mi modo de ver son casi irrebatibles, Ole, ole y ole!!
salu2

Outsider dijo...

No creas que las tengo todas conmigo. Mi mente bipolar entra en conflicto e intento ser lo más racional que puedo, pero como con el título del post... me pregunto si tendrémos suerte esta vez y ETA se acaba ya de una vez por todas.

Javier Caballero dijo...

Simplemente aplaudir, pues no puedo decir nada que tú no hayas escrito antes. Gracias por plasmar el pensamiento actual de mucha gente.

Outsider dijo...

Pues estoy gratamente sorprendido, aquí, entre la comunidad española me da la impresión de que soy el único con este pensar.