lunes, febrero 21, 2011

Pensamiento 454.

Si hablas, porque hablas demasiado. Si callas, porque callas demasiado. Entonces ríe, y no te importará reir demasiado.

Cuando critican al que rie, le llaman tonto si no saben porqué rie. A mi me parece que encontrar motivos para reirse cuando parecen existir, no es de tontos, en cualquier cosa es de aquellos que saben vivir aunque no parezca que hayan motivos.

Dentro de un rato me voy a un funeral. Tengo un dolor de cabeza horroroso así que parezco más afligido de lo que debiera estar pero hace un momento he reido, más bien sonreido, viendo de nuevo el video del funeral de Grahan Chapman para confirmarme que es mucho más importante reir. Pero no hablaré y con toda probabilidad callaré.

6 comentarios:

aina dijo...

uff, lo paso fatal en los funerales, me entra la risa tonta de los mismos nervios.

Anabel dijo...

Vaya mal rato!. Que te sea leve.
Sonríe, siempre hay un motivo para ello.

Titajú dijo...

Recuerda siempre el lado brillante de la vida. Y piensa que, a pesar de todo, siempre hay gente que ríe. ¿Y por qué no? ¡Se está acabando el lunes!

Outsider dijo...

En fin... otro que no cobrará la jubilación. Por fortuna no me ha entrado la risa... no creo que nadie lo hubiera entendido.

Titajú dijo...

en el entierro de mi abuela (yo tenía 18 ó 19 años), había un ratón corriendo por la iglesia, saltando de banco en banco. Mi madre y mi tía estaban en el primer banco absolutamente horrorizadas mirando para el ratón, pero les daba vergüenza gritar, así que aguantaban el tirón abrazadas una a la otra, y la gente comentaba que menos mal que se llevaban bien y se consolaban mutuamente.
Mi primo y yo nos moríamos de risa, y no te imaginas la bronca que nos cayó.

Outsider dijo...

Pues sí ;) siempre hay motivos para reir.