sábado, febrero 05, 2011

Pensamiento 327.

Callando se entiende la gente.

Supongo que es algo que ya me pasaba hace veintitantos años, la mejor forma de ganar una discusión es no tenerla. Como cualquier discusión precisa del habla, si se calla, no se discute. A fin de cuentas, por lo general, cualquier discusión es equivalente a la suma de tantos monólogos como participantes.

7 comentarios:

Anabel dijo...

Muy buena filosofía! hay cosas que calladas están dichas.

Javier Caballero dijo...

No lo tengo claro Outsider. El que calla, otorga. Es posible que en determinadas ocasiones esa técnica funcione, sobre todo cuando el contrincante no signifique nada para mi, pero si ese alguién me importa, seguro, no permaneceré callado salvo que este/a me demuestre que no merece la pena.

Saludos.

Outsider dijo...

Anabel, la filosofía puede ser buena, pero no me distingo precisamente por practicarla.

Javier, No me suelo callar... pero he de reconocer que la idea me atrae.

Creo que ya he contado la historia del sabio que había superado los 100 años y le preguntaron por el secreto de su longevidad. Contestó que era porque no discutía, a lo que le replicaron que tenía que ser otra cosa. El contestó que sí, que tenía que ser otra cosa...

Anabel dijo...

vale, entonces...es por eso que esta entrada se queda en otro pensamiento más? sabes que soy nueva en tu lectura y me pierdo! ;-)

Outsider dijo...

Los pensamientos los escribí cuando tenía entre 14 y 17 años, al menos la mayoría de ellos y son propios de un adolescente de esa edad en los 80...

aina dijo...

Pues estoy totalmente de acuerdo contigo en que tantos participantes en la discusión tantos monólogos, no tanto en lo que afirmas de que son pensamientos propios de adolescentes, me parece a mí un razonamiento fruto de la experiencia.

Outsider dijo...

Aina, cuando digo que son pensamientos de adolescentes me refiero al momento en que los escribí. De hecho no los estoy copiando todos, de ahí los saltos en los números. Lo que no quita que de lo escrito a lo hecho vaya un trecho.