sábado, diciembre 29, 2007

Los dientes de la Seguridad Social

Lo plantearía como una petición pero para el caso que me iban a hacer...

El caso es que me ha surgido una duda al respecto de lo que cubre o deja de cubrir la sanidad pública.

Por el parecer, como las competencias en materia de sanidad están transferidas a las comunidades autónomas se dan situaciones curiosas en lo que a cobertura sanitaria se refiere. De hecho si tenemos presente que los mayores salarios se reciben en ciudades como Madrid, (no tenemos en cuenta que vivir en Madrid tambien es mucho más caro) pues resulta que en Andalucía la operación de cambio de sexo está cubierta por el sistema general de salud mientras que en Madrid no. (algo un tanto curioso siendo que los gastos de salud de Andalucía son superiores a sus ingresos por el mismo motivo y que por tanto es ese ciudadano de Madrid que no puede optar al mismo privilegio el que está pagando el que un Andaluz pueda gozar del mismo.

Pero no quería entrar en la idoneidad o no de dar ese servicio "sanitario", mi duda entra cuando me pongo a pensar en aquellas prestaciones sanitarias que no están cubiertas en ninguna comunidad.

Hay enfermedades raras que no tienen cobertura sanitaria y cuyos costes sufragan en gran medida, sino en toda, sus familiares y amigos, sin embargo en muchos casos se trata de enfermedades mortales... pero claro, la relación precio - beneficio electoral obtenido, no compensa la inversión.

Hay servicios que no están cubiertos porque se duda de su eficacia: Homeopatía, reflesoterapia, quiropractica, acupuntura, etc. No soy científico ni he estudiado su efectividad por lo que lo vamos a dejar en que si dicen que no funciona... será que no funcionan. (Por experiencia propia... hasta ahora, lo que he probado... no me ha funcionado).

Pero hay muchos otros que si están cubiertos por su evidente mejora de la calidad de vida y número de afectados como para constituir un problema de salud. Por ejemplo, si te rompes un pié te lo reparan y si hace falta poner una protesis o una placa en un hueso pues tambien está cubierto. Claro... si no puedes caminar, no puedes trabajar... y no cotizas. Si tienes una infección vírica, se combaten sus efectos y si un accidente te deforma la cara, te la reparan... no es que la dejen como estaba pero al menos recupera su funcionalidad y no lo dejan en huesos.

Pero... si las bacterias están relacionadas con la caries, el único tratamiento contemplado es la extracción. Si cada vez que te rompes un dedo, la única opción fuera la de cortar el dedo igual protestabamos...

Y aquí es donde empiezo a no entender el sistema. Me comentan que los tratamientos dentales son sumamente caros... (supongo que no será más caro un empaste que un transplante de corazón...) y que el problema es que afectan a mucha gente... como la gripe y los dolores de cabeza.

Pero... ¿porqué son tan caros? Lo que es caro es ir a un médico privado... sea el que sea y los materiales... no se, creo que es la menor de las partidas de la factura de un dentista.

Pero la universidad "pública" sigue produciendo dentistas que no podrán trabajar en la sanidad pública... ¿quiere ello decir que podríamos introducir los estudios de acupuntura como enseñanza reglada?

No entiendo las causas, solo se que nos hemos acostumbrado y que nos parece tan normal pagar al dentista como le parece a los abuelos de Castrillo el pagar la "iguala" al médico de la seguridad Social para que les atienda.

Sin embargo creo que las enfermedades dentales y sus tratamientos (empastes, coronas, periodoncias y ortodoncias) deberían estar cubiertos por la sanidad pública y al tiempo emplear a más dentistas en los ambulatorios... y a quien lo hiciera, hasta es posible que recibiera más votos.

2 comentarios:

Bruma dijo...

Pues cuanta razón tienes. Este tema supongo que debe hacer mucha pupa en los bolsillos de las familias cuando llega el momento de poner a los niños los famosos brackets, por ejemplo, que tienen unos precios desorbitados. De hecho, cuantos niños se quedarán sin ellos por no poderlos pagar. Yo sin ir más lejos, estoy empezando a temblar ya. Creo que el próximo año no me libro de pagar por lo menos para uno. ¿Y realmente el aparato en sí tiene el precio que nos hacen pagar? Evidentemente, no. Mi dentista vive en un chalet en la Moraleja a costa de la cantidad de brackets y demás historias que hemos ido pagando los demás. Una pasada lo que se gana en esta profesión.

CresceNet dijo...

Gostei muito desse post e seu blog é muito interessante, vou passar por aqui sempre =) Depois dá uma passada lá no meu site, que é sobre o CresceNet, espero que goste. O endereço dele é http://www.provedorcrescenet.com . Um abraço.