martes, febrero 14, 2017

Resumen de prensa para mi padre.

Hay dos tipos de aniversarios, los que se celebran sabiendo que se van a dejar de celebrar y los que no se celebran pero nos indican que el tiempo no deja de pasar.

Los cumpleaños son la redundante forma de definir a los primeros, celebramos que cumplimos un año más aunque lo que solemos constatar es que nos queda uno menos. Los niños le dan mucha importancia a cumplir años, curiosamente se le da más importancia a hitos como las décadas cumplidas y se les puede dar nombres rimbombantes como bodas de plata, oro y otros metales escasos. El día del aniversario parece muy importante pero lo realmente importante es el tiempo que ha pasado entre los dos aniversarios. Como diría aquella filosofía oriental, lo importante es el camino recorrido, el destino final siempre es el mismo, y da igual el dinero o poder que se tenga, tarde o temprano se dejan de cumplir aniversarios.

Entonces se empiezan a contar los días para otro aniversario, el que se cuenta desde que se dejan de cumplir años, ese que cuentan otros en nuestro lugar.

Y este es el caso.

Hace ya tres años que me acuerdo del día de San Valentín cuando hasta ahora era una festividad que no tenía ningún significado para mi.

Hay quien ve en ello un reconocimiento a la vida más allá de la muerte. Para mí no existe tal cosa, ya no digo que se demuestre científicamente pues es algo que si lo han intentado, desde luego no lo han conseguido. Me refiero a que nadie me ha aportado argumentos que considere suficientemente sólidos para considerarlo y los que las religiones alegan son inconsistentes y por lo general contradictorios.

Así que esta carta que escribo a mi padre, me la estoy contando a mi mismo, que de alguna forma soy parte de lo que queda de él. No solo en lo que la genética obliga, sino en lo que pude aprender de él.



Hola papa,

Tercera carta que te escribo en la tercera vuelta al sol desde que decidiste dejarnos. El mando del teletexto sigue descansando desde que no estás, las teclas siguen sin leerse pero no han sufrido mayor desgaste desde entonces. No se si el teletexto sigue funcionando desde que perdió su principal cliente pero de hacerlo, este año han tenido que llenar páginas y páginas de noticias.

Lo de Siria sigue tal cual, bombarderos de unos y otros en lo que hace tiempo que podemos considerar como una guerra civil en la que lo que menos parecen importar son los civiles que en ella mueren aunque sea de lo que más se hable, bueno de ellos y de los atentados, que cada vez hay más y ahora afectan también a los países "civilizados" con consecuencias que pueden ser peores que los propios atentados.

Además, como en toda guerra, un sinfin de personas intentan escapar de sus efectos y como ya pasó en la Guerra Civil Española, no son siempre bien recibidos. Parece que tenemos tendencia a olvidar de donde venimos y a donde vamos. Como diría Arturo Pérez Reverte, este imperio llega a su fin.

Pero es algo que pasará poco a poco, como con los caracoles que empiezan con agua templada, casi fría para que vayan saliendo de sus caparazones a medida que sienten el calor y mueran cuando ya no sean capaces de esconderse de nuevo.

Así que mientras sucede, nos seguimos calentando con nuevos casos que nos ilustran lo podrida que está nuestra sociedad. Los papeles de Panamá son una prueba de ello y nos ilustran como hay mucha gente, rica por supuesto, que tiene dinero de dudosa procedencia y en cualquier caso libre del fisco, para lo que pueda pasar.

No te habría sorprendido, pero me imagino que el Brexit si te habría llamado la atención. Cuando pienso sobre ello me suelo acordar de ti y pongo los improperios y otras lindezas que habrías soltado al enterarte. No los reproduzco porque esa es otra de esas cosas que han cambiado a peor... ya no se puede pensar en voz alta ni por escrito ya que por la más mínima te pueden denunciar y llevar a los tribunales donde te puede caer una condena mayor que la que van a pasar aquellos que ya conoces. A la que no llevarán a los tribunales es a Rita Barberá ya que desafortunadamente falleció. Lo que no se es si iniciarán un proceso de beatificación y santificación.

En agosto tuvimos olimpiadas, yo no las sigo, pero lo poco que vi lo hice pensando en lo mucho que te habría gustado verlas.

En EEUU manda ahora un constructor que dice que se va a dedicar a lo suyo y construir un muro que les separe de México. El hombre es bastante particular y su discurso tiene cierta reminiscencia a cierto alemán que en su día llegó al poder en Alemania. Su amistad con Putin de hecho recuerda como se llevaba aquel alemán con otro ruso, espero que no decidan repartirse nada como hicieron aquellos.

Lo del muro ha levantado bastante controversia aunque lo que más temen por allí es que se incrementen las deportaciones de los que cruzaron... por donde no había muro y sobre todo por donde sí lo había. No se, me imagino que Trump no se da cuenta de que quienes contratan a los ilegales son precisamente aquellos que dicen hacer grande su país... o al menos sus cuentas corrientes.

Por supuesto que han pasado más cosas, la mayoría malas por lo que de seguir existiendo, que no lo sé, habrán llenado el teletexto aunque no estés para verlo.

Por lo demás te seguimos echando de menos.

Besos.

PD. El otro día imitaron a Gardel en un programa que seguimos en casa. No me gustó la imitación pero me acordé de ti.