domingo, enero 22, 2012

Cordero al horno.

No voy a poner la receta... este lo ha cocinado mi suegra. Lo trajo en la maleta con unos botes de setas al más puro estilo Alfredo Landa.

Ya trajo alguno así a Alemania, aquello debió ser más espectacular porque iba uno entero, cabeza incluida, me imagino a los de seguridad...

Pero bueno... aquí está la única buena noticia de hoy.

Casi me muerde un perro, se me jode la tarjeta del banco, no puedo abrir el depósito de la moto para repostar... y a mi hija no le funciona el mp3.


4 comentarios:

Titajú dijo...

Tú piensa que las penas con cordero son menos. Yo cuando voy a casa de mis padres allá en el sur me llevo chorizos, lacones, untos, orejas... Mi marido diese que nos sale más acuesta llevar el cerdo entero atado al retrovisor y haciendo ejercicio.
¡Qué quieres que te diga! Alfredo Landa es un gran señor.

Outsider dijo...

Por eso... Por eso hablo del cordero... Pero me sentiria igualmente aliviado con ese gotxo despiezado...

Javier Caballero dijo...

Ostras que pinta... seguro estaba de muerte. Si quieres te envio un tupper.

Outsider dijo...

Tarde javier... como no te mande los huesos...