lunes, enero 23, 2012

Bloqueados.

Me puedo considerar afortunado... he llegado al taller, me han reparado el problema de no poder repostar he llenado el deposito y justo despues... Italia se ha bloqueado... al menos la Italia que tengo cerca de casa.

En el curro han empezado a hablar de los piquetes que había en la carretera y nos han dejado salir antes... he llegado a casa y de ahí al super. La verdad es que no había psicosis de compra, por haber no había casi ni gente... pero el primer dia de diez de huelga de transportes ha dejado así la zona de verdura...


Hemos llenado dos carros de productos básicos... dirán que soy un exagerado... pero más vale prevenir. ¿No?

La verdad es que me he acordado de aquellos tiempos en los que se recibía el aviso de gota fria, había que hacer acopio de comida, no fuera que nos quedasemos incomunicados, cosa que nunca pasó, pero recuerdo los comentarios de Miki años más tarde... se compraba para por si acaso, pero nada que te pueda gustar, tocaba comprar la provisión de guerra, sardinas enlatadas y todas esas cosas que normalmente no se compran... hay que comprar cosas que no gustan.. porque asi duran más.

Nadie llena la nevera de helados de chocolate... o tabletas de chocolate... muy energéticas... hemos comprado mucha agua y leche, nos miraban raro. Nos hemos imaginado que pensaban de nosotros. Que poca confianza... estos guiris... se creerán que puede llegar a faltar... Pues sí, confianza en este país no es una de las cosas que más me sobran ahora mismo.

5 comentarios:

Titajú dijo...

Por Dios, qué miedo... ¿necesitáis lacón o chorizos o algo así? (por la supervivencia, más que nada).

Outsider dijo...

Tenemos un jamón... unos chorizos y unas cuantas latas de callos... de momento sobrevivimos. De todos modos no funciona nada, los camiones parece que ahora simplemente no circulan. Las pocas gasolineras de napoles que siguen repostando tienen cola para horas... esta mañana me he puesto a hacer una cola y cuando quedaban cuatro coches se ha acabado el gasoil... así que no vuelvo a repetir.

Titajú dijo...

La verdad es que parece un estado de sitio.
Mi marido ha ido hoy a Madrid y le comentó el taxista que le llevó al centro que allí no hay ni la mitad de coches que había, y es que no sé ahí, pero aquí, entre el precio del gasoil y el paro, vamos a acabar andando en bici.

zayi dijo...

Más vale prevenir que morirse de hambre...
Un beso,

Outsider dijo...

Titaju... solo para quien tenga bici y se haya podido permitir o tenga la suerte de vivir cerca del trabajo.

zayi, sip...