domingo, junio 19, 2011

Grua napolitana.

Ya lo he visto en más ocasiones, es la primera vez que puedo presentar un documento gráfico, la próxima intentaré que sea en video...

¿Que hacen estos dos coches en la carretera tan juntos? (Es una foto pero están en movimiento)
 El azul está literalmente empujando al blanco. Hace años que ya me sorprendí con los "civilizados" alemanes y su grua portatil, es decir, una cuerda con la que legalmente arrastran a los vehículos averiados para ahorrarse la grua... pero lo de los Napolitanos ya es para nota. De hecho esto está lleno de subidas y bajadas, empujan al subir y lo dejan a su aire al bajar.
Teniendo presente que los coches averiados suelen no tener frenos... que solo funciona el freno de mano y que la dirección pasa a ser solo asistida por dos brazos... la etiqueta, "sobreviviendo a Napoles" le viene ni que pintada. De hecho me recuerda el lema de la ciudad... "ven a Napoles y después muere" ("Vieni a Napoli i poi muori" es realmente el lema apócrifo de la ciudad, y aunque le pretendan dar otro sentido cuando lo explican, es el significado que tiene).

Claro que ahora me explico porqué los seguros básicos de los coches son tan caros... si es que se mire como se miren los coches no pueden estar de otro modo que rotos.

sábado, junio 18, 2011

Calidad del agua de baño en Europa

En algún sitio he leído que existía un organismo europeo encargado de controlar la calidad del agua de baño en Europa, es algo interesante si no fuera porque no se rige por parámetros ecológicos sino vacacionales así que los intereses económicos no velan por proteger el mar sino por hacer publicidad de sus playas.

En el caso de España es un reclamo a la zona en sí pues las playas no son privadas, pero en Italia, donde entrar a una playa un día puede salir por unos 60 euros para una familia de 4 el interés por esta publicidad es manifiesto.

Os invito a que mireis los alrededores de Nápoles en este enlace, (se puede usar como si de un google maps se tratase) la costa Domitiana debería aparecer como podrida de contaminación por basura, metales pesados y toda la porquería que se pueda encontrar, lo podéis ver en este otro video de un programa que saca a la luz todos los desmanes de esta tierra.

Lo curioso es que se ven zonas azules en medio de toda esa contaminación... aun no he visto una sola playa de Napoles en la que apetezca dar un paseo, simplemente apestan así que me imagino que las muestras que mandan son del grifo... y aún así las hay que no son aceptables para bañarse.

Si a esto se dedica la agencia europea del medio ambiente, a hacer publicidad a las playas que pagan por decir que están limpias... pues casi que prefiero que lo cierren porque por lo demás, lo que paguen no creo que sirva para financiar la agencia, que esa la pagamos entre todos, sino que solo sirven para sobornar al inspector de turno.



Porque ya me diréis que os parece esta foto del puerto de Napoles... (sacada de aquí) donde hablan de lo mismo. ¿A que apetece darse un chapuzón?

jueves, junio 16, 2011

Servicio de asistencia Vodafone Italia.

No se si funciona igual en España... pero lo de aquí es de juzgado de guardia.




Ayer, al llegar a casa descubrí que no me funcionaba tanto el teléfono fijo como Internet. Reinicié el router, revisé conexiones y comprobé que al llamar a mi número desde un móvil recibía un mensaje indicando que la línea no funcionaba.



Es curioso ver lo mucho que dependemos ahora de internet, pues no sabía cómo podía hacer para buscar un número de contacto al que llamar desde el móvil. Cuando al fin encontré el contrato con un número de teléfono de Vodafone, este era básicamente el contacto que originalmente tenía para configurar internet. Evidentemente, ninguna persona al otro lado, una máquina que ofrece opciones… no me sirve ninguna salvo la 3 que me indica la posibilidad de contactar con un operador para solucionar problemas con la primera conexión… bueno, no es la primera, lleva dos años funcionando, pero son problemas de conexión, digo yo que no habrá un operario para problemas con cada clavija… salta la máquina otra vez y me dice que me van a cobrar 10 euros por la atención que en todo caso puedo encontrar en la página internet… esa a la que no puedo entrar porque no me funciona internet.



Todo infructuoso… vuelvo a llamar hoy a otro teléfono que no figura en ningún sitio… ni en la página web y efectivamente, otra máquina de Vodafone… esta vez si consigo alcanzar un operario que me dice que reinicie el sistema… je… le explico que ya lo he hecho pero matiza que tengo que resetear el router, la estación o como se llame el aparatito ese que hace que el salón parezca una sucursal de cabo cañaveral cuando bajo por las mañanas a oscuras para desayunar. Me indican que si no funciona debo entrar en www…. Leches!!!, si no funciona, es que no funciona… y el operario me dice que entonces tengo que llamar a otro numero… el de los 10 euros. Vale… pero el teléfono tampoco funciona así que le pregunto por el procedimiento en el caso de que no tenga otro teléfono disponible… en ese caso, deberé entrar en www… sinceramente no se si me están tomando el pelo.



Pero sigue sin funcionar…

No se si los últimos cambios en el PC tienen algo que ver.

martes, junio 14, 2011

Tiempo.

El tiempo bien aprovechado y disfrutado, aunque sea no haciendo nada, nunca será tiempo perdido. Más aún, llegará un tiempo en el que nos gustará perder el tiempo recordandolo.



Fue un comentario fuera de contexto en el que escribí este Pensamiento... no quería que se perdiera y lo he traido aquí.

domingo, junio 12, 2011

Explotación infantil.

¿Es esto explotación infantil?, la bilbaina se pregunta cuantas horas de infancia habrán perdido para llegar a esto.

Yo no se, no se les ve cara de sufrimiento y por otra parte me pongo a pensar en el tiempo que nuestros hijos se dedican a mirar los dibujos animados o a actividades extraescolares igualmente agotadoras sin ningún resultado que dudo sobre la "explotación infantil" de estos preescolares.
 
Es en Corea del Norte y entre lineas se puede ver como se lava la cabeza a la gente desde pequeñitos, a veces me pregunto si el lavado de cerebro es algo extendido a todo el mundo. Me llegó por correo y sinceramente, flipo.

miércoles, junio 01, 2011

Todos iguales pero unos más que otros.



Me siento indignado, más bien algo desigual, basta leer el Boletín Oficial del Estado de ayer, del que se hace eco Libremercado, ahora toca repartir dinero a las ONGs relacionadas con el instituto de la mujer.

El hecho de que exista un instituto de la mujer, cuando no existe uno del resto ya me parece discriminatorio pero me llama la atención el leer las bases de la ayuda. Tan bonito como inutil en su conjunto pero a mi modo de ver bastante elocuente en alguna de ellas.

En la 3, se puede leer que es requisito "Constar, entre los fines estatutarios de la entidad, el fomento de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, en el supuesto de que se trate de entidades u organizaciones no gubernamentales que no sean específicamente de mujeres.", con mi mala costumbre de leer entre lineas, no entiendo la segunda parte, ¿quiere ello decir que si se trata de ONGs específicamente de mujeres no tienen necesidad de fomentar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres?... interesante, todos somos iguales, pero unos más que otros.

Ya no digo nada sobre el requisito de no ser gubernamental para recibir una subvención gubernamental, así como de la capacidad real de un grupo de amigas que se reunen a costa del Estado para discutir sobre el asesinato de otra mujer... sinceramente, yo preferiría gastar ese dinero en justicia y policías, y de hecho, los políticos ya cobran por hacer una legislación justa, que hagan su trabajo de una puñetera vez y que definan correctamente los delitos asociados con las agresiones de género. Ese dinero lo deberían invertir en esos equipos de control y vigilancia de los maltratadores, para asegurarse de que se mantienen las ordenes de alejamiento y como mucho para realizar las campañas apropiadas para asegurarse de que cualquier ciudadano denuncie en cuanto vea una agresión.

Un desigual.