sábado, octubre 08, 2011

De paseo por Napoles

Aprovechando que el Pisuerga también es capaz de llevar agua y que las niñas se van a pasar la noche con sendas amigas, hemos cogido el coche para pasear por Nápoles, el tráfico ya no nos sorprende así que la vuelta ha sido algo más relajada de lo habitual.

No llevaba la cámara de fotos, solo el teléfono, pero ciertamente, Nápoles podría exhibir el mismo lema que en su día llevó la marca España.

Spain is different... y Napoles, más diferente aún. Ya lo dicen las pintadas, "Nadie como nosotros".


Por el momento, comer en los callejones del Quartiere Spagnolo, uno de los más "peligrosos" de la ciudad, es sinónimo de comer bien. Esté era el plato del día...



Algunos ejemplos de edificios en estado de prerruina Napolitana... tienen su encanto. Hay quien asegura que están esperando el menor temblor de tierra para que se vengan abajo y poder cobrar por la reconstrucción...


Ojo al detalle de la canalización... en realidad nadie sabe a donde va el agua...

Esta es la calle de los belenes... un lugar de visita obligatoria...

Edificios que se ven bien... al detalle, no lo están tanto.

Ir en moto suele ser una de las opciones más usadas, pero lo de encontrar aparcamiento es casi tan difícil como en coche...
Ojo al detalle del espacio entre motos... si yo intento aparcar en el hueco que deja una de esas, con lo zarpas que soy... se cae toda la fila
Esta señal no la acabo de entender... de todos modos, teniendo presente el caso que se hace a las señales...
Esta galería sí vale la pena, está enfrente de uno de los teatros más famosos del país, la galería Umberto
Pero esto pertenece a la zona "In"... los comercios son tan exclusivos que se puede encontrar la colección otoño invierno para astronautas. Moda lunar... hay que fijarse para ver a traves del cristal...

Una vista de la via Chiara...
Y otra del castillo Nuovo.

5 comentarios:

Titajú dijo...

¡Hombre! Visto así, se ve bonito y todo. Pero me ha gustado más Capri ( y de la pintaza del menú mejor no hablamos).

Igor dijo...

Siempre se habla mal de Nápoles, y seguramente con razón. Lo único que puede decir, y más tras leer este post, es que me provoca una enorme fascinación.
Saludos.

Outsider dijo...

Titajú, en capri comí dos boquerones en vinagre y un plato de pasta por un dineral... aquí, va eso para cada uno más un plato de marisco en el centro, café y limoncello por un tercio.

Igor, hay más que razones para hablar mal de Napoles, pero tienes razón, si consigues salir sin que te atraquen, tiene su encanto.

ANTONIO C GiGi dijo...

Por casualidad estaba Nuria con vosotros ahi?......

Outsider dijo...

Sí estaba, ¿ha visto las fotos?