jueves, septiembre 29, 2011

Pildora del dia después... ¿Con receta?

- Consultorio medico, Buenos días, en que puedo atenderle.
- Buenos días... quería pedir cita....
- ¿Medicina general, traumatología, ginecología,  pediatria o psiquiatría.
- Verá... no se, es para pedir la píldora del día despues.
- En ese caso debo remitirle a medicina general.
- ¿y allí me la prescriben?
- No, le remitirán a psiquiatría para hacer la evaluacion psiquiátrica...
- Pues deme cita para psiquiatria también... ¿me darán allí la píldora?
- No... entonces podrá ir a ginecología...
- ¿Pero podré hacer todo esto en menos de un día?
- No creo... con la reducción de personal la primera cita de ginecología se la puedo dar para dentro de cuatro meses.
- Ah...entonces deme cita para traumatología.
- ¿Se ha roto algo?
- No... es por el trauma... y despues deme cita para pediatría, no sea que la primera cita a la que pueda acudir el bebé sea la de geriatría.

El PP quiere que la píldora del día después solo se entregue con receta. La sanidad, más veloz que nunca.

6 comentarios:

aina dijo...

Me parece perfecto, no sabes la de cosas que se ven por aquí y el abusos de quinceañeras trasnochadas que aparecen los domingos por la mañana a pedirla.

Outsider dijo...

No te digo que no... pero está por ver si van al médico o acaban intentando abortar en un curandero.

Titajú dijo...

Y digo yo, ¿no habrá manera humana de decirles a las quinceañeras sin cerebro que usen condón? Porque el sexo no sólo trae bebés, sino muchísimas enfermedades, y para eso no hay píldora del día después que valga.

Outsider dijo...

Titajú, si hacemos caso al artículo...que no se yo... se deduce que las que la usan son aquellas a las que se le rompe. Las que van a pelo sin ningún anticonceptivo no la usan tampoco. Tendrían que tomarse una después de cada polvo... les saldría caro. Pero de todos modos sí tienes razón en lo de que depende de conseguir (ya no me atrevo ni en decir que depende de saber) educarles.

La estatua del jardín botánico dijo...

Yo también pienso que la irresponsabilidad de las quinceañeras y quinceañeros no se arregla exigiendo una receta sino educando en las casas y en los institutos. Pero eso de educar suele darle igual a todos los políticos: mejor prohibir o permitir, nunca hacer posible que la gente se informe y reflexione.

Outsider dijo...

He de reconocer que desconozco como se debería enfocar esa educación en los institutos... de hecho, no se como tengo que afrontarla yo como padre... igual habría que empezar por enseñar a los padres, a mi entre ellos.