domingo, septiembre 11, 2011

No es importante el destino... sino el camino.

Algo repetido hasta la saciedad, dicho por tanta gente que nadie puede considerarse el autor. Hoy he salido de ruta motera, solo. He madrugado frente al reproche de la bilbaina que dice que no he madrugado en domingo en toda mi vida ni para hacer deporte... ese que decía que tanto me gustaba.

En cuanto pueda hago el reportaje, pero aquí hay una muestra, Positano al fondo.

4 comentarios:

sylvia dijo...

Hay cosas que cuestan un poco hacer pero luego, se obtiene su merecida recompensa. Me encanta la foto.

Igor dijo...

Pues eso mismo se decía en las leyendas artúricas...Lo importante es el camino. ¿Será que las motos son los caballos de antaño?
Saludos.

Anabel dijo...

Me encanta la foto! debe ser una sensación de libertad tremenda!!!

Un saluditoooo

Outsider dijo...

Sylvia, pues hice más fotos. Por lo demás, las cosas que cuestan dinero, solo se consiguen con dinero... la recompensa la recibe el que la vende. Pero sí, tienes razón.

Igor, lo mismo dice la bilbaina, curioso...

Anabel, totalmente de acuerdo, no solo la moto, la combinación con el paisaje es algo que recomiendo de veras.