martes, marzo 01, 2011

Velocidad y atascos.

Ayer me sorprendió Alonso hablando por la tele opinando sobre el nuevo límite de velocidad. La sorpresa me la dió su afirmación de que reducirlo llevase consigo un incremento en las retenciones.

Sobre la capacidad de ahorro que pueda suponer la medida se podría discutir largo y tendido. Con el último depósito que he puesto al coche estoy haciendo un pequeño experimento gracias al contador que lleva el coche indicando la media de consumo. El anterior, en un consumo mixto, marcaba 7.1 l/100km y en honor a la verdad he de decir que solo seguía las indicaciones de velocidad en los lugares en los que se que hay un radar. Para aquellos que lo desconozcan, en Italia la velocidad está limitada en las autopistas a 130 km/h, pero a diferencia de España, se podría decir que no hay autopistas. Que cruzan el país de norte a sur y poco más para acabar en algún atasco imposible. La mayor parte del tráfico se realiza por autovías... por llamarlas de algún modo, que no dejan de ser simples carreteras desdobladas con una valla en el centro. El límite de velocidad en toda el area de Napoles, incluida la tangenciale, que es el equivalente a la M30 pero de pago, es de 80 o 90 km/h bastante por debajo de aquella que tanto se discute en España, y en la tangenciale resulta que el control de velocidad se hace por calculo de medias, es decir, no vale lo de reducir la velocidad en un punto determinado.

La carretera que pasa por delante de mi casa tiene limitada la velocidad a 30km/h y no lo respetan ni las bicicletas... pero bueno, ese es otro tema. En mi experimento limito la velocidad máxima del coche a 110 km/h, cuando en las autovías que tengo cerca de casa solía conducir a 140 km/h si el tráfico lo permitía, y por otra parte, aplico todas las medidas de conducción que puedan reducir al máximo el consumo de mi coche. Es decir, evitar acelerones y llevar el coche al mínimo número de revoluciones que permita cada marcha. Hasta hoy, el consumo se ha estabilizado a 6.8 l/100kmm pero no sacaré conclusiones hasta terminar un depósito.

Esto me ha permitido ir más despacio que aquellos que suelen tener más prisa que el resto y me he dado cuenta de lo absurdo del razonamiento de Alonso. Como buen campeón que es, suele ir a una velocidad muy superior a la de sus rivales y ello le lleva a encontrar mucho tráfico en las carreras no percatandose de que el que circula más despacio, nunca se atasca.

Exactamente lo mismo ocurre en las carreteras, incluso se podría decir más. La distancia entre vehículos es directamente proporcional a la velocidad a la que circulan, eso sin contar con que la distancia de seguridad debería ser incluso superior a la que normalmente se aplica. Si en lugar de ir en coche, vamos andando, la distancia que mantenemos con los que nos preceden es todavía inferior y basta volver a las carreras de coches para ver que en las rectas parece haber una distancia insalvable entre coches.

Si los coches circulan más despacio, la cantidad de coches que la via es capaz de acoger en un instante dado, es muy superior. Si todos circulan a la misma velocidad, da igual la que sea, nadie alcanza a nadie por lo que no hay atascos. Pero la velocidad no es siempre la misma, cuando se incorpora un vehículo, frena a aquel que lo hace a 120, este enciende las luces de freno y todos los vehículos que le siguen reducen su velocidad independientemente de aquella a la que circulan. El vehículo que entra se situa entre otros dos alterando la distancia entre vehículos, si todos circulasen a 200, el tiempo transcurrido para que este vehículo alcance dicha velocidad, se traducirá en una congestión de vehículos que debería mantenerse como tal si todos siguieran a la misma velocidad ya que ninguno se alejaría de otro.

Si en un momento dado, otro vehículo se incorporase a la circulación, las distancias entre vehículos se reducirían nuevamente y por tanto, la velocidad del conjunto debería disminuir, y no hemos hablado de límites de velocidad, la causa de dicho embotellamiento habría sido, de hecho es, que unos vehículos van más deprisa que otros. Alguien podría argumentar que la causa está en aquellos que circulan más despacio pero las condiciones de cualquier via, las incorporaciones y salidas o incluso las averías o los semáforos provocan que siempre hayan vehículos que circulen más despacio en un momento determinado y que sea imposible circular siempre a la velocidad máxima.

Sin embargo, si la velocidad media que mantienen todos los vehículos es inferior, el tiempo necesario para alcanzarla es inferior y si además se tiene presente que la distancia entre vehículos se puede reducir, la velocidad media se acerca a la máxima autorizada y por tanto se producen menos retenciones. Estas se producirán por las mismas causas pero en menos ocasiones y a éstas habrá que añadir la congestión provocada por todos aquellos, que como ahora, no respetan los límites de velocidad.

Cuando andamos por la calle, nuestra velocidad máxima y la media se parecen mucho, por ello es mucho más fácil que no nos atasquemos por las aceras incluso cuando estas se encuentran abarrotadas. Los atascos se producen con las aglomeraciones en los semáforos al cruzar la calle, pero nuevamente, como la velocidad media se alcanza rapidamente, no se producen retenciones, pero claro, nadie puede correr. Lo mismo se aplica a vehiculos, y quien no lo entiende, corre demasiado y debería probar a circular más despacio. El que lo hace por debajo de la velocidad media del tráfico, no alcanza tráfico y cree que son más los que vienen por detras. Al que lo hace por encima le sucede lo contrario, y aquel que circula en la media, es el que cree que ese día hay menos tráfico en la misma carretera. Cuanto mayor sea la velocidad máxima, la diferencia entre los que circulan a esta y los que lo hacen dentro de la media, será superior y por tanto mayor la probabilidad de tener embotellamientos.

6 comentarios:

aina dijo...

La de tonterías que hay que decir para salvar el culo al imbécil de tu amado presidente.

Titajú dijo...

Cuando vamos al sur, normalmente elegimos días con poco tráfico: nunca marchamos ni volvemos en operación salida/retorno. Recorrer 1200 kms a una media de 120 (tenemos control de velocidad en el coche) ya nos supone muuuuchas horas, y nunca jamás hemos encontrado atascos ni caravanas. Ahora nos supondrá más tiempo.

Outsider dijo...

¿como? no he defendido a nadie, de hecho critico la medida como supuesta medida de ahorro y cuando termine con el experimento del coche podré probarlo con datos. Mi critica, en este post, va a Alonso y su afirmación gratuita de que ir más despacio fomenta los atascos.

Pero bueno, igual no te he entendido tampoco, porque no se de donde puedes ni tan siquiera inferir que me caiga bien este o ningún otro presidente de comunidad, pais, región, o continente... si es que existe tal cosa, que hayamos podido tener.

A mi ausencia en creencias deberías añadir que no creo tampoco en política o políticos y que de hecho los critico a todos por igual.

Outsider dijo...

Titajú, si ponías el control de velocidad a 120, podrás seguir poniendolo pues los radares que ahora saltan a 130, lo harán a 120. De todos modos el control de crucero no fija la velocidad media, sino la máxima.

Javier Caballero dijo...

Limitar la velocidad es creo, una tontería y los ahorros, que me los cuelguen de los... que seguro no me hacen daño. Perdón que he entrado como un elefante en una cacharrería. El petroleo, en este caso la gasolina, la pagamos nosotros, los consumidores, de una forma o de otra, y ahora también el gasto que supone cambiar todos los discos de toda España con las pegatinas, los operarios, etc y cuando todo esto pase, otra vez desmonta todo, amén de las pegatinas que algún gracioso se quiera llevar a casa y provoque confusión en el resto de conductores, los agentes de tráfico que velarán por que las las señales estén correctamente y nosotros vayamos a esa velocidad, enfín que me estoy enrollando, que no estoy de acuerdo ni con las palabras de Alonso, o sea, pienso mas o menos como tú, ni en las limitaciones impuestas por nuestro gobierno.

Por cierto los atascos que yo sufro o he sufrido, suelen generarse por:
- obras
- peajes
- accidente
Y en cuanto a que cuanto mas se corre, mas probabilidad de embotellamiento... no lo tengo claro, en Alemania tienen autopistas sin límites de velocidad donde apenas existen accidentes, ni tampoco rentenciones.

Outsider dijo...

Lo de las pegatinas, otra historia, como bien dices, ponerlas, mantenerlas, quitarlas y volverlas a poner costará con toda probabilidad más de los 200.000€ que dicen que costará, y en tu caso, después de la cagada de poner el limite y quitarlo por imposible que hicieron en Barna, pues no te digo. Si al final todo habría sido tan simple como ajustar los radares a 120 de verdad, como hacen los holandeses, a mi me calzaron una multa por conducir a 104 en una zona de 100, así que no me digan que es cosa de los márgenes de las máquinas.

Por cierto, yo he vivido una pila de años en alemania, y los atascos, son de órdago. Más aún, para evitarlos atascos, hay sitios que cuando aumenta el tráfico en una via de velocidad libre, se encienden unas señales limitando la velocidad a 100, y detras de cada señal, radar.