miércoles, marzo 09, 2011

El próximo presidente. Mujer.

Al menos debería ser así según las indicaciones de Bruselas. Las coles, que es lo único que debe abundar en los altos estamentos políticos en Bruselas, han decidido que dan un año para que las empresas incorporen a mujeres en los altos cargos. (leido en 20 minutos) o de lo contrario impondrán un sistema de cuotas.

No quiero decir que no hayan mujeres capacitadas para ocupar altos cargos, es más, estoy convencido de que hay muchas mujeres discriminadas de los mismos estando en disposición de ocuparlos. Pero de ahí, a regular por ley que tiene que haber una cuota mínima de mujeres me parece demencial. Porque, ¿que cuota se considera justa?, cualquier cuota menor al 50% sería discriminatoria, pero si en una empresa en la que no hay mujeres, por la causa que sea, ahora tienen que iniciar una contratación forzosa para despedir al 50% de los hombres para sustituirlos con mujeres... pues no se, ¿les han preguntado a las esposas de los que van a ser despedidos?

El mismo absurdo debería aplicarse en política, pero en la presidencia. Ya que los anteriores presidentes han sido todos hombres, ahora, si una mujer se presenta a presidente, se debería aplicar la discriminación positiva y no permitir que en las próximas elecciones saliera escogido un hombre. De hecho se debería forzar a los partidos políticos a que su candidato a la presidencia fuera mujer ya que por las mismas, los candidatos de todas las elecciones hasta la fecha han sido hombres y no ha existido posibilidad por parte del electorado de escoger a una mujer.

Y no nos quedemos ahí, la proporción de presidentes mujeres en la unión europea es muy inferior a la de hombres, y casualmente, el país más poderoso lo dirige una mujer, Bruselas debería intervenir para aumentar la proporción de mujeres como jefes de gobierno de los paises miembros.



Pero la misma proporción se debería aplicar en la sanidad pública a la hora de contratar personal de enfermería, reservando un 50% a los hombres, o en las secretarías, cajas de los supermercados o dependientes de las tiendas, pues no todos los hombres tienen opción para ocupar altos cargos de las empresas y son muchos más los que buscan trabajo y no lo encuentran en el super de la esquina porque prefieren a una mujer en el puesto.

Puestos a llegar al absurdo, en la proxima pasarela cibeles, sería conveniente equiparar el número de hombres desfilando al de mujeres, a fin de cuentas hay casi tantos hombres usando ropa como mujeres, ¿solo se vende ropa para mujeres?

No me vale decir que hay menos hombres modelos o menos hombres enfermeros, pues también hay menos mujeres que hombres dedicandose a política y el congreso pretende alcanzar la paridad.

Hace poco salió el asunto de los bomberos de Madrid, donde se reclamaba que las pruebas para mujeres se rebajaran en grado sobre aquellas para hombres. Lo justificaban diciendo que "el cachas" no podría entrar en un agujero más pequeño para hacer un rescate... digo yo, que el hombre que no supera las pruebas por no ser "cachas" podrá pasar también por el agujero y en ese caso, nunca podrá ser bombero pues modificando las pruebas solo para mujeres, el nunca tendrá la opción de serlo a no ser que se cambie de sexo. Mi opinión es que si bajan el listón para las mujeres, deberían hacerlo hacerlo también para los hombres y ponderar las pruebas realizadas para escoger a los mejores para hacer el trabajo, y si entre los criterios de selección se considera el hecho de ser pequeño como un punto a favor, que no se valore más el ser mujer pequeña que el ser hombre pequeño.

Tonterías al margen, me parece absurdo que se pretenda arreglar una injusticia generando otra. Regular la contratación privada para evitar discriminación por sexo es difícil, pero debería ser la opción. De todos modos, el principal problema que afecta a las mujeres a la hora de ser contratadas, es la posibilidad de quedarse embarazadas. En parte se resolvería el problema dando el mismo periodo de paternidad a los padres que a las madres ya que el empresario/a no perdería más mujeres que hombres por lo que no se convertiría en un factor determinante en la contratación.

Por otra parte, si comparamos los licenciados universitarios de ahora, con los que existían hace 30 años es fácil ver que se han girado las tornas y donde antes no habían casi mujeres ahora son más. No he buscado los datos, pero los altos cargos de las empresas no suelen ser precisamente jóvenes y muchos alcanzaron su puesto cuando sí que había una clara discriminación en contra de la mujer. Si se protege la contratación en el primer empleo para asegurarse de que no hay discriminación por sexo, el porcentaje de mujeres en puestos que requieran estudios superiores acabará siendo superior al de hombres sin necesidad de cuotas, por simple estadística y solo será cuestión de tiempo que la misma estadística haga que en un futuro hayan más mujeres que hombres ocupando los altos cargos. En ese momento, sería igualmente estúpido que decidieran guardar un 50% de las plazas a los hombres.

8 comentarios:

Titajú dijo...

¿Sabes qué? Mi cuñado trabaja para la junta de Andalucía, y lleva todo lo referente a las presas de la zona oriental.
Hace dos años entró en su departamento a trabajar una chica. A los tres meses la chica ascendió porque le tocaba ascender a una mujer, pasándose por el forro a los otros cuatro chicos que había allí y que llevaban mucho más tiempo.
La paridad, ya se sabe.
Y para que conste por escrito, mi cuñado es el jefe de departamento y la chica no puede pasar por encima de él, así que no es revancha de machista amargado.

Outsider dijo...

Que descuide... que de aplicarse la norma que están pariendo, pueden decidir que su puesto es el de una mujer y le toque ceder el paso. A fin de cuentas no creo que se inventen nuevos puestos directivos para ocupar a las mujeres que no los ocupan... bueno, ahora que lo pienso, para alcanzar la paridad en el gobierno, sí que se crearon ministerios que no existían... precisamente esos que dejaron de existir por la crisis.

Javier Caballero dijo...

Que dentro de nada, el colectivo de gay y lesbianas también pedira su derecho al pastel.

Bromas a parte, siempre he creido en la paridad e igualdad de condiciones y aptitudes, no por cuota o porcentaje puro y duro.

Outsider dijo...

Lo que no acabo de entender es quien promueve este tipo de actuaciones. Deberían preocuparse por solucionar los problemas de discriminación que sí se dan, como las diferencias de sueldo para personas que realizan el mismo trabajo o los acosos a los que unas y otros puedan estar sometidos.

Titajú dijo...

Es que se confunde la paridad con la memez. Igual empleo tiene que tener igual sueldo, y no hay más. Ahora que a nadie se le ocurra darme un alto cargo en ingeniería por ser mujer, que yo soy de letras.

Outsider dijo...

Si te dan un alto cargo en ingeniería cogelo. El hecho de ser alto cargo es incompatible con saber de ingeniería. Tu pides el puente y otros lo hacen.

Titajú dijo...

Pues vas a tener razón. ¿Y pagan bien?

Outsider dijo...

A unos mejor que a otros, pero en todo caso más que a los que tienen por debajo. De ahí lo de altos...