martes, agosto 10, 2010

Rodriguez en la Piscina.

Una de las ventajas de estar solo es que puedes hacer lo que te de la gana, uno de los inconvenientes es que no te apetece hacer nada... pero a pesar de todo te decides por hacer algo que no sea jugar con la PlayStation. Las tareas de la casa ya han entrado en fase rutina y la verdad es que si te acuerdas de ir llevando las botellas de cerveza al contenedor, tampoco parece tan desastroso.

Entonces viene cuando algún colega te recuerda que estamos en verano y que cerca del curro tenemos una piscina donde refrescarse después del curro o durante el fin de semana, (en Napoles no se puede ir a la playa a nadar salvo que quieras que te acaben saliendo branquias radiactivas por debajo del sobaco) y para tomar el sol, puedo hacerlo en casa, solo tengo que ponerme la mosquitera por encima y moverla de cuando en cuando salvo que quiera tener un moreno a cuadritos... como un screener de la mula.

Así que bártulos y a la piscina... me pongo el bañador y al salir del vestuario da la impresión de que todo el mundo me mira a mi... seguramente sea verdad, salvo los que están nadando o leyendo, el resto no tiene otra cosa que hacer que mirar quien entra... yo lo hago. A tu alrededor parece que la operación bikini ha resultado satisfactoria... digo a tu alrededor porque a mi alrededor me doy cuenta de que mi operación flotador no parece que vaya a ser la sensación del verano... y caray, un Rodriguez, intente ligar o no, tiene que creer que podría ligar, así que como si lo hubiera hecho toda la vida, me dirijo a la zona de la piscina dedicada a la natación y decido hacer unos largos... digo yo que las boyas esas las podían poner a lo ancho y nos ahorrábamos el disgusto de no tener claro de si vamos a llegar al otro lado, eso sí, creo que las ponen para que te puedas agarrar a algún sitio cuando no puedes más.

Al salir, las hamacas solo permiten estar de cara, lo cual es una ventaja porque no hay quien me ponga crema protectora en la espalda, así que de espalda solo tomo el sol nadando... y si la crema protectora es de factor 30, calculo que esa debe ser la proporción de tiempo que debo estar tumbado sobre el tiempo que debo estar nadando... para tener un moreno homogéneo... claro.

Después de un tiempo, parece que respiramos mejor y ya no lo intentamos hacer solo debajo del agua, pero el sixpack dice que le haga una foto al vecino y me la pegue en la tripa... o que me lo dibuje al tiempo que mantengo la tripa apretada. Así que decido complementarlo con algún otro ejercicio... tengo una máquina de esas que te dedicas a dar círculos con las piernas mientras parece que abres alternativamente la puerta cada vez con una mano... yo le pongo el ventilador delante para dar idea de velocidad... de hecho si lo pongo al 3 parece que voy más deprisa, pero es una máquina de sudar... otro sitio por el que pasar la fregona.

Y por supuesto... la WII, desconecto la play y pongo la cosa esa de hacer deporte que me hace la pelota y me hace sentirme joven.


Si a un tio de 40 tacos le dices que tiene un cuerpo de 24... se hincha como un pavo real... hincharse... justo lo que pretendía evitar, hay que hacer más navajas... abdominales y pasar al reto... el primer día hace 10 y la entrenadora (yo prefiero que me entrene una tía... hasta las electrónicas me dan morbo) se hace la agotada al final... los siguientes días 20, 30, 40 y 50 navajas... que ya me cuestan, pero como soy superatleta o gurú de los abdominales, me lo creo y sigo con el reto... a ver si puedo con 60.

59... 60... y la tia no se rinde... quiere 10 mas, y otros 10 y así hasta 100, no te jode, humillado por la máquina, pero es que no sabe matemáticas y me revienta, tanto moral como físicamente.

Y otro día en la piscina, los abdominales están perfectamente marcados debajo de esa capa de grasa que los esconde y ahora al apretar la tripa... esta no se esconde así que solo se ve la grasa y nadie va a tocar a ver como está de duro por debajo, digo detrás, que lo de debajo ha pasado al estado de stand by.

Pero los brazos y los pectorales si han notado el cambio... otra cosa es que alguien se de cuenta... claro, que al lado de tanto Johnny Weissmüller con taparrabos, mis brazos parecen más bien los de la mona chita... no es que no hayan mejorado, es que mejorar les resultaba muy fácil.

De nuevo, de un lado a otro, laps, les llaman los entendidos. Unos cuantos largos y justo cuando estoy a mitad de camino en todas las direcciones, calambre en una pierna, paro para apretar el pié y se engancha también el muslo, después el otro pie y el otro muslo, parece que me voy a romper y me doy cuenta de que no es lo más grave... estoy en el agua, ¿pero quien tiene cojones a pedir ayuda en una piscina?, he de reconocerlo, si me da vergüenza entrar en la piscina, que tengan que sacarme me resulta bochornoso, me agarro a las boyas y las voy pasando una a una hasta la orilla, salgo del agua como si llevara una silla de ruedas e intento arreglar el calambre, da igual lo que haga, estirar un musculo, contrae otro que se convierte en un nuevo calambre. Nadie parece hacerme ningún caso, al final será que efectivamente nadie mira a nadie, todos me ignoran mientras me retuerzo de dolor ... ¿creerán que estoy tomando el sol? Al final acierto a ponerme de pié, camino cojo de las dos piernas como si tuviera parkinson y me tumbo a leer con nuevos calambres que ya no son tan dolorosos... me acuerdo de la WII, TIENES EL CUERPO EN MUY BUEN ESTADO PARA TU EDAD, ahora me siento como si tuviera 150 años y me dijeran que tengo un cuerpo de 100...

En fin, si ya lo decía yo... el deporte no puede ser sano.

9 comentarios:

La estatua del jardín botánico dijo...

Me he cansado sólo de leerlo. Pienso en ponerme a hacer tanto ejercicio con el calor que hace en Cáceres y empieza a dolerme el cuerpo, a faltarme el aire y nublárseme la vista. De la supuesta edad de mi cuerpo, por supuesto, ni hablamos.

Outsider dijo...

Bienvenid@, nunca estuve en Cáceres, pero mis padres estuvieron de camping y tuvieron que recoger y cambiar de sitio porque al calor del día se les sumaban los mosquitos de la noche. Por lo que dices sobre la edad... calculo que tienes unos 25 si eres mujer y no más de 30 si eres hombre... de hecho, mantengo mi predicción desde hace 10 hasta dentro de otros tantos.

Outsider dijo...

Curioso, "la estatua del jardín botánico", te acabo de hacer una visita y he descubierto que ya había pasado por allí haciendo turismo bloguero, ahora no recuerdo que pasos dí para llegar pero seguramente desde alguno de los blogs vecinos, ¿encontraste el nombre del quitamanchas?

Eloise Kelly dijo...

Out, jejejejjeje , si llego a estar por ahí , te hago un reportaje desde que te dió el calambre hasta que llegaste tó cojo a la hamaca jaaaaaaaaaaaajjajajaja, hayss que bueno ...

Un besote

Outsider dijo...

Hoy vuelvo a la piscina así que igual lo repito.

silversroadnottaken dijo...

jooorrr yo quiero una wii de esas en mi espejo todas las mananas y preguntarle,,, wiisisisto wissiito magico,,, jajjaja

Outsider dijo...

No se... hoy le he preguntado y me ha dicho que tengo 13 menos... es decir, de una a otra he envejecido 3 años...

La báscula tiene una cierta querencia a recordar las cervezas... así que el objetivo ese se va a quedar en michelin y medio.

Anabel dijo...

jajajajaaaa!!!!!!!!!!que me muero de la risa!!!

Outsider dijo...

Si hay que morir de todos modos... ¿que mejor que riendo?