sábado, febrero 20, 2010

San Gimignano

Ya lo dije, probablemente uno de los pueblos medievales que más me ha gustado, sino el que más.

Las torres son los rascacielos de la época, y eran un signo de poder, más altura... más dinero, digo poder.
Los que eran de la misma familia estaban comunicados... ya sabemos de donde sacó Tarzán sus ideas...



El pueblo está lleno de gatos... bien alimentados que te miran desde lo alto.





Y el de siempre... que con lo grande que es... aquí parece que lo es más.

4 comentarios:

Titajú dijo...

¡Mi madre! ¿Qué comen los gastos en ese pueblo?

Titajú dijo...

Los gastos no, los gatos. Es que estoy revisando el papelote de la VISA y se me cruzan las neuronas. Y eso que tengo dos.

Tilie dijo...

He regresado al fin de mi larga y fatigoza ausencia, pero aún no se ha terminado, ya que ahora estoy sacando lo que tan bien y meticulosamente he embalado. Pero hoy me tomé franco y aproveché para visitarlos.
Me deleité con tantos lugares maravillosos. Muy bien sacadas tus fotos. Un sitio más bello que el otro.
Me sorprendió lo célebre y lo venerado que es el payaso.
Besotes.

Outsider dijo...

Titajú, a los gatos les ponen comida en la calle... no quiero ni imaginar el tamaño de las ratas.

tilie, ni célebre ni venerado... solo hace interferencias a los monumentos a los que esconde...