miércoles, febrero 10, 2010

Ostias envenenadas.

O al menos eso parece que mató a Descartes... que quedó descartado de la lista de los que se mueren de viejos para pasar a engrosar la lista de los que se mueren de muerte natural... vamos, que lo más natural es morirse si alguien se encarga de asegurarse de que te vayas a morir.

Lo que yo me pregunto es... que carajo hacía Descartes comulgando con algo en lo que no comulgaba... al final, seguir la corriente le mató.

Al menos eso es lo que pone en Genciencia, donde se cita un ensayo en el que se sostiene que a Descartes lo mató su confesor con una ostia envenenada por fundamentalismo religioso.

4 comentarios:

zayi dijo...

una razón más para no ir a misa...jaja
Besos.

Elektra dijo...

Ves tú? Por eso yo no como cosas desas. Bastante envenenado está ya el que te la da como para encima recibir una hostia de su mano. Así se envenenen ellos. Jajajaja.

Bso.

Outsider dijo...

Zayi, no creo que necesitemos muchas...

Elektra, fíjate lo que debo ir que lo he escrito mal... lo que no sabía es que sin H también tenía su propio significado, por el parecer "ostra", así que Ostias envenenadas serían algo así como ostras con salmonella...

Elektra dijo...

Jajajaja, pues esas también hacen pupita, eh?

Que tengas buen día. Besote.