lunes, junio 01, 2009

Pensamientos: Del 91 al 100

91.- La vida es más monotona que los movimientos de las jorobas de un camello.

N92.- Pocas veces quien recibe lo que merece, agradece lo que recibe.

93.- Parece mentira que el tiempo pase tan de prisa y de que en esa rapidez pasen tantas cosas malas y tan pocas buenas.

94.- Pobre del pecador que después se arrepiente de haber dicho sus pecados.

N95.- La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da mas luz.

96.- Aun no acabo de entender para que estoy aquí pero esto me parece que es algo inexplicable.

97.- Un lugar por muy oscuro que sea o haya sido, siempre se puede iluminar.

98.- El mejor amigo es el que no se ve.

99.- El peor sueño: La realidad, que a pesr de todo no deja de ser un sueño.

100.- Solo hay una cosa peor que tener baja la moral, no tenerla.

6 comentarios:

Jon Basto dijo...

Qué bonitos son el 95 y el 97. Me parece que no es a lo que nos tienes acostumbrados en la serie pensamientos.

Outsider dijo...

El 95 no es de producción propia pero no se quien lo dijo, tiene pinta de ser uno de esos lemas de carpeta de estudiante. El 97 es seguramente una secuela propia del anterior... una verdad de perogrullo que podría tener otra secuela... "por mucho que te esfuerces en iluminar la oscuridad, esta está siempre ahi detras esperando a que se te acabe la energía, no hay que iluminar la oscuridad... es mejor aprender a vivir en ella".

Titajú dijo...

Pues yo me quedo con la 95. No sé de quien es, pero es una gran verdad.
Soy de sonrisa fácil, y eso me sirve para tener arruguitas en las temidas líneas de expresión. ¡Cachis con los 40!

Outsider dijo...

La risa es una de las mejores terapias... y tiene tendencia a mejorar la apariencia de quienes la practican.

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

ME QUEDO CON EL 100... BUENO, ME QUEDO CON TODOS PERO EL 100 ES EL QUE MÁS SE AMOLDA A MI...
BESITOS.

Outsider dijo...

A mí tambien me gusta el 100, pero no se trata de moral desde el punto de vista de la consideración positiva o negativa de los actos, sino del estado de ánimo para seguir adelante. La moral, aunque baja, puede autoalimentarse y mientras no desaparezca, es como la esperanza, cuanto peor van las cosas, más susceptibles son de mejorar.