jueves, junio 04, 2009

Lo importante no es conocer la respuesta a todas las preguntas...

Lo importante es entender las preguntas... una filosofía zen que abandonó a David Karradine, más conocido como Kunfú. Eso... o quizás sea que hoy, entendió una de las preguntas más trascendentales... ¿que hago aquí con 72 años? y decidió no contestarse, entendió la pregunta y dejó de estar.

Kunfú era una de esas series que realmente me gustaban, probablemente, como adolescente, lo que más me atraía era esa apariencia enclenque que salía victorioso de toda una serie de combates que ante todo pretendía evitar. Despues, con el tiempo, lo que más me atraía era la filosofía que desprendía aquel pequeño saltamontes que sumada a la de Bruce lee... con su be water my friend... se han convertido en parte esencial de mi propio pensamiento.

"No hay ningún camino que lleve a la felicidad... la felicidad está en el camino" probablemente la más profunda y útil de las citas Zen... Karradine decidió que ya había recorrido suficiente camino... quizás estuviera en lo cierto, pero nuestro paso por el mundo es tan efímero, incluso para los que viven mucho más que el resto, que me parece triste dejarlo por voluntad propia. En cualquier caso los hay que los tachan de cobardes, yo no lo creo así, la desesperación da el valor necesario para superar la mayor de las necesidades, la de la supervivencia y la pone por encima de toda consideración moral. Otros, perecen victimas de la enfermedad de la que nadie se ha percatado o no se le ha prestado la atención que precisaba ya que no fueron capaces de encontrar esa felicidad en el camino y la buscaron al final del mismo y el resto debate sobre la felicidad que pretende alcanzar, planteandose muchas veces una solución que no practican... en esta ocasión por cobardía... o supervivencia... que es básicamente lo mismo.

6 comentarios:

Titajú dijo...

Descanse en paz, aunque no puedo decir que me pareciese buen actor.

Jon Basto dijo...

Pobre hombre. Que nos espere alli (en el cementerio, no en el cielo) muchos años.

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

Mi padre amaba la serie y en consecuencia, la veíamos en casa... me has traido unos recuerdos muy lindos...y bueno, creo que sería feliz si muriese con esa edad...
besitos.

Outsider dijo...

Titajú, yo tampoco pienso que lo fuera, incluso cuando lo rescató tarantino parecía buscar el efecto "serie B".

Jon, puf... a mi me puede esperar una eternidad pues no pienso acabar en ningún cementerio... están llenos de muertos... a mi que me peguen fuego y que reciclen mis cenizas.

Zayi, no se, por lo que veo, se madura mentalmente pero solo es el cuerpo el que cumple años, en ausencia de enfermedades y con plena lucidez mental, con 72, 80 ó 100 años uno puede seguir soñando con ese remanso del rio, esa playa o aquella discoteca de juventud y ser feliz viviendo de recuerdos por siempre joven.

leticia dijo...

Yo miraba la serie con mi papá, y una de las partes que más me gustaba era cuando el maestro le enseñaba. Trataba de prestar mucha atención para no perderme nada. Me parecía maravilloso que alguien pudiese pensar de esa manera, y tener esa sabiduría.
En cuanto a David, era un ser libre, y eso le daba derecho a decidir que hacer con su vida. Lástima que como siempre, los medios embarran (enlodan) todo.

Outsider dijo...

Ahora me entra una duda tonta... si uno intenta suicidarse y no lo consigue... ¿se le puede acusar de intento de asesinato?
¿lo podemos considerar como un aborto tardío?