jueves, junio 25, 2009

Ese vago de la oficina de al lado.

¿Cuantas veces habremos hablado de esos otros que no parecen hacer nada?, suelen llevar mucho más tiempo en la empresa, no han hecho nada por conseguir lo que tienen pero es que no solo no hace falta hacer nada para conseguirlo, sino que lo consiguieron precisamente por no hacer nada.

Hubo un tiempo que no eran así, hubo un tiempo en el que miraban a otros que tampoco hacían nada y ellos, haciendolo todo, no conseguían ni una parte que aquellos otros. Un dia se cansaron de ello y dejaron de hacer... para que otros como yo pensasemos que no hacen nada...

Igual ha llegado el momento de pasar el testigo y que otros digan que no hago nada... y que lo consigo todo...

No se si conseguiré algo... pero al menos no me sentiré engañado por los resultados de lo que hago.

4 comentarios:

Tilie dijo...

Si, ya es tiempo. Pocas palabras, hoy no estoy muy elocuente.
Beso.

Titajú dijo...

No sé porqué, pero siempre nos parece que los único que hacemos algo somos nosotros.
Algunas veces es así, pero cuando veo a mi marido, (profesor y vicedecano de estructuras de la facultad de informática) es el mismo blanco de esa ironía (mira que me dicen veces eso de que tiene tres meses de vacaciones y que no pega golpe cada vez que vamos aun congreso y lo llaman vacaciones), pues ya me río.
Mi marido trabaja catorce horas al día, y el tiempo que no trabaja, está dándole vueltas al cerebro buscando ideas para nuevas publicaciones o ideas para la empresas de la que es socio.
Así que yo no pienso igual. Hay gente que trabaja mucho y no o parece, hay gente que trabaja normal y parece que trabaja mucho, hay gente que no pega golpe y le va genial.
En cualquier caso, tú haz lo que tengas que hacer, que en este mundo todo se paga.

Outsider dijo...

Sería comparable si otros profesores de la misma facultad pensaran lo mismo pero seguramente aquellos que dicen lo de los tres meses de vacaciones no trabajan en el mismo sitio y no saben de que están hablando.

Es como cuando decimos que los guardias civiles no dan ni clavo, que les pagan por pasearse por la carretera y por escribir de cuando en cuando el nombre de un "desafortunado" conductor que iba a 300 por una carretera local.

Pero seguro que hay algún guardia civil que no da golpe y los demás lo saben, pero que cae en gracia al mando y es el que consigue los incrementos salariales (si los tienen, que no lo se), el que tiene las mejores vacaciones y el que libra más que el resto. A lo mejor, ese hombre trabajaba tanto o más que el resto, pero un dia se dió cuenta de que no era tanto una cuestión de ser trabajador como de parecerlo.

Titajú dijo...

Tú recuerda que tienes que vivir con tu conciencia, así que ya sabes, o la amaestras...