domingo, abril 19, 2009

Una visita al Mar del Norte

Como me encuentro postrado sin poder hacer nada, despues de haber conseguido el cable con el que descargar las fotos de las vacaciones de primavera... hay quien las llama de semana santa... pero no he visto ningún cucurucho kukluxclanero que me las recuerde como tales y siendo que por aquí no hay tradición kuluxqueril y hacen una parada por estación como vacaciones pues esta vez toca la de primavera y estas son las imágenes (algunas las he copiado de por ahí).

Ya dije que iba al lugar en el que los paises bajos se ganan su nombre, lo cierto es que Holanda es la leche en lo que se refiere a los nombres, resulta que holanda, (como lo conocemos todos) es en realidad una región del país... vamos, como si en el resto del mundo conocieran a España por Andalucia... ellos se autodenominan los Paises Bajos, (Netherlands), pero... donde los paises Bajos son más bajos... lo llaman tierra del mar (Zeeland)...

Hace una pila de años una inundación convirtió esta parte de Holanda en la atlantida y decidieron construir unos diques para contener las mareas... tela de diques...



Nos alojamos en el center park de port Celande, en esta especie de isla entre otras dos...



Para ir a la playa en mar abierto, había que subir un enorme dique, encima... como no podia ser de otro modo, un carril bici... en la foto no se percibe porque por el lado izquierdo hay vegetación, pero la pendiente a ambos lados es considerable.



Todas las veces que fuimos a la playa nos encontramos con la marea baja y pudimos ver que cuando retrocede el mar del norte... se va bien al norte... como que no se ve... es esa linea azul al fondo detras de ese impresentable de la foto y una de sus hijas.




Viendo a estos con sus caballos me acordé de algún que otro anuncio de Andalucía en el que una morena cabalga a galope tendido por la playa para despertar los instintos mas primarios...




Era algo curioso, sobre todo porque los perros tenían prohibido ir sueltos y habían unas bolsitas para que sus dueños recogieran sus necesidades... curioso porque no vi bolsas tamaño chorongo de caballo. De todos modos los perritos iban sueltos y al final fue la única forma de ver focas, ya que salvo la del letrero solo las vi por el nombre, ya que significa literalmente perro del mar, y vi al menos un perro dentro del agua...



A todo esto, tanto los caballos como la foca en cartel, las vi en otra isla, ahí donde la flecha...



y me llamó la atención ver la señal de dirección... Santiago 2500 km... ale... para darse un paseo en coche... me pregunto si en el siguiente cruce tambien lo indica...



En la misma playa había un chiringuito con una carta curiosa para que no se la llevase el viento, que de eso también había... aunque tenia un cortaviento bastante efectivo.



Sin embargo lo mejor del local fue el dueño, un holandés que había decidido vivir solo en verano, abría el chiringuito en semana santa y despues en un par de festividades más hasta septiembre cuando cerraba el local y se iba a Africa para ser guia de turistas holandeses... vamos... que le gustaba vivir sin extress, tal y como predicaba el letrero de la entrada



Por último, mis hijas me obsequiaron con una tarta de cumpleaños.




Por lo demás... agua... agua por todas partes... y la del otro lado del dique tambien es agua salada que yo pensaba que no pero alquilamos una zodiac para visitar... otra isla... (que es que está lleno de islas...) y el agua era salada así que todavía no entiendo eso de que le hayan ganado terreno al mar...

3 comentarios:

Tilie dijo...

Hermosísimas fotos. Lo del holandés del "bolichito", decimos acá, me mató! Cómo hay gente que la tiene tan clara? Qué envidia!
La foto con tu niñita me pareció de lo más tierna.

Titajú dijo...

Y lo de la tarta era por tu cumple? Pues felicidades.

Jon Basto dijo...

Tu niña es guapisima. Padrazo.