viernes, enero 23, 2009


Resulta, cuando menos, paradójico que pueda pasar que se condecore con la medalla al mérito a un hombre a quien han denunciado seis veces por violencia de género y que el motivo de dicha condecoración haya sido precisamente evitar que otro maltratador mate a su pareja.


- El heroe - je.

Por un lado, se plantean no entregarle dicha condecoración al héroe debido a su historial. Supongo que aparte de las denuncias se habrá celebrado un juicio en el que evidentemente habrá salido declarado culpable porque de no ser así la presunción de inocencia la podríamos declarar fallecida y enterrada en el panteón de los mitos junto a otros fallecidos célebres como gratis, barato y mañana te lo pago.

Por otro, seis denuncias se me antojan demasiadas para ser producto del azar… al margen de una gran predisposición al masoquismo de la denunciante si se trata siempre de la misma y si entre denuncia y denuncia acaba volviendo de nuevo con el susodicho.

Obviando lo curioso del hecho, entro más a fondo en la cuestión y me pregunto porqué hay necesidad de condecorar a nadie por hacer lo que se supone que tiene que hacer, salvo claro está, que dichas condecoraciones vengan acompañadas de algún tipo de pensión o beneficio social. Conforme están las cosas sería un pluriempleo como otro cualquiera… ¿y usted a que se dedica?.- Yo estoy en paro pero paseo por el parque buscando maltratadores, no está bien pagado pero mire usted… se hace lo que se puede… de algo hay que vivir.

De hecho, siempre te puedes poner de acuerdo con otra pareja y que cada mes le sacuda uno a otro y la otra pareja entre para salvarlos… al mes siguiente… cuando sale de la cárcel será la otra pareja la que se agrede y el que sale de la cárcel el que evita la agresión…

Pero bueno… cuando un policía detiene a un ladrón o un militar hace su trabajo también les dan medallas… aunque a estos les sirven para promocionar, (más o menos) es una forma de decir que está bien que de cuando en cuando hagan su trabajo.

8 comentarios:

Tilie dijo...

Por acá diríamos: "Che, flor de chanta el Wilson ese".
De todas formas, vos tenés razón cuando decís que no deberían condecorar a alguien por hacer lo correcto.
Se me ocurre que el hecho de que sea inmigrante contribuye a esa decisión. De tanto en tanto hay que demostrar que se los trata con dignidad.

Outsider dijo...

Si no estaba él solo, que eran tres... vamos que valientes... lo que se dice valientes... tampoco es que tuvieran que ser, seguro que uno iba por delante y los otros se escondían detras... eso o el tio pensó que entre los dos le iban a poder pegar una paliza más grande y como aparecieron los otros dos se lo pensó mejor y actuó con la mayoría.

Lo de ser emigrante es circunstancial... la calle llena de parados buscando algo que hacer y los emigrantes, viviendo hacinados en pisos compartidos con tantos otros solo pueden estar en la calle "disfrutando" del fresco, porque cualquiera entra en un bar a tomarse unas tapas.

jordi dijo...

Lo triste de todo es que te consideren heroe por una cosa absolutamente tan normal como ayudar al proximo. Mierda de sociedad que nos toca vivir. Saludos

saroide dijo...

vaya sistema tan bueno propones para ganarse la vida, lo de los turnos de heroicidad jajaa. Por desgracia, algo así es capaz de llegar :)

Outsider dijo...

No me gustaría que nadie lo aplicara por verlo aquí pues los turnos de heroicidad estarían asociados a otros de "martiridad", pero sí... puede haber quien piense que la heroicidad circunstancial pueda ser rentable.

Recuerdo un caso curioso de un inmigrante, (marroquí, subsahariano o de un sitio así) que le dió una golosina a un niño y lo lincharon por creer que estuviera pervirtiendo o a saber que al niño... hay que tener cuidado entre la heroicidad de evitar una agresión, y el delito de cometerla en el más puro estilo judio del ojo por ojo, dentadura por diente.

Jon Basto dijo...

¿y que opinais de esos comentarios machistas, que dicen que la mujer está sobreprotegida segun las leyes vigentes? Y que la prima del tio, del vecino, de un abuelo, del cuñado, de un astronauta polaco que conocí en la mili... denunció por acoso a un tio, que no la habia hecho nada (es un bendito), y le metieron en la cárcel, sin pruebas ni nada, durante una año.

Outsider dijo...

El problema no es la ley, de hecho la discriminación positiva es precisamente una discriminación que segun para quien igual no es tan positiva, el problema está en la aplicación y cumplimiento de la ley. La discriminación positiva nace precisamente de ese incumplimiento. ¿De que sirven tantas órdenes de alejamiento si no son capaces de hacerlas cumplir?

El que comentas, ciertamente es un comentario machista, pues si le condenaron... será porque hubieron pruebas para hacerlo.

Jon Basto dijo...

Realmente, yo no conozco ningun caso personalmente, en el que hayan condenado a un tio, sin pruebas. Pero conozco a muchos tios, que dicen que si... Conclusion: cuanto mas machista, mas mentiroso.