miércoles, septiembre 03, 2008

¿Arte o negocio?


Hoy he tenido una conversación sobre cuadros y pintores y ha salido el asunto de un cuadro que se subastó por la módica cantidad de 72,8 millones de dólares... vamos, una minucia... lo mejor del cuadro era el nombre, bastante original y descriptivo... "Centro Blanco (Amarillo, Rosa y Lavanda sobre Rosa)"...

y este es el cuadro en cuestión...



Bonito... ¿eh?

Originalmente el cuadro era solo "centro blanco", pero nadie lo compraba... más que nada porque al no poner color, todo era blanco, el centro y los alrededores hasta el borde del lienzo... entonces Mark Rothko pintó el cuadro de rosa... pero entonces lo que no pegaba era el título... así que le plantó otra vez un centro blanco y quiso llamarlo centro blanco sobre rosa... claro que el rosa se le fue demasiado hacia el rojo y parecía una señal de prohibido el paso así que emborronó lo de arriba con un pco de amarillo y tuvo que añadirlo al título. Entonces se dió cuenta de que lo de abajo no parecía suficientemente rosa y puso otro rosa encima... despues decidió que iba a pintar una raya lavanda... pero se le acabó la pintura así que puso una raya negra como quien no sabe la cosa... sin embargo el título estaba ya puesto y como sabía que en medio siglo iba a costar una fortuna... lo dejó como estaba y no añadió el negro al nombre por falta de espacio...

A mi me gusta... me recuerda los dibujos de mi hija mayor cuando tenía 2 años... pero vamos... me parece que se pasan un poco... unos pocos cuadros como ese serían suficientes para dar de comer a un campamento de refugiados durante su corta vida... y lo primero que se me viene a la cabeza es que hay que estar mal de la cabeza para pagar ese dineral por un cuadro... que seré un ignorante del arte... pero eso no es arte... lo que es un arte es convencer al resto de que sí lo es... y creérselo no es arte... es gilipollez... pero vamos... soy tan escéptico con el arte como lo soy con la religión... y que alguien que haya sido capaz de ganar tanto dinero, se lo gaste en algo así me parece tan raro que lo único que se me ocurre es que hay una razón para ello.

Hace unos años, ya unos cuantos, visité el museo Reina Sofía... bonita colección de gilipolleces... recuerdo una en particular ya que había una pequeña habitación muy iluminada en la que entrabas y no había nada... al salir, sin embargo ví el título de la obra... "luz"... tocate los cojones... y si la apagas... oscuridad... si el artista hubiera pensado un poco habría podido cobrar dos obras por poner un enchufe...

Pero volvamos al millonario que paga esa burrada por un cuadro que no debería costar más de 125 euros (y eso siendo muy generoso con el artista ya que un marco cuesta 5 euros, la pintura de ese cuadro unos 20 euros y por las dos horas que le llevará hacerlo ya está bien pagar a 50 euros la hora... ni que fuera un futbolista... XD), la cosa es, ¿y por qué?

Bueno... pues supongamos que tenemos a unos pocos millonarios, cada uno de ellos compra una obra, pintura o antigüedad por una módica cantidad y lo subasta para que otro de ellos se la lleve por una autentica burrada de dinero... si cada uno de ellos hace lo mismo, al final resulta que todos tienen una obra distinta que la que compraron pero valorada en una burrada de dinero cuando solo gastaron una módica cantidad...

Ser rico y honrado es algo que mi abuelo me dijo que era incompatible... así que estos millonarios lo son a costa de hacer alguna que otra trampa... y de cuando en cuando les pilla la hacienda de turno. La multa... una burrada de dinero... pero para eso tienen un cuadro por el que pagaron una burrada de dinero con el que saldar la deuda...

Los gilipollas... el resto... todos aquellos que deciden pasar por una de esas fundaciones en las que el estado acaba depositando esos cuadros para que las "admiren" aquellos que acaban pagando la entrada correspondiente... es decir, aquellos a los que esos millonarios estafaron su dinero... ahora pagan por seguir siendo estafados.

Definitivamente... para mí, cualquier cuadro que mi hija sea capaz de imitar sin esfuerzo... no se merece la categoría de arte y en cualquier caso ningún cuadro de esos vale lo que pagan por él... por muy bonito que sea. Así no es arte, es una religión, la del culto al dinero.



(aquí para más detalles sobre el cuadro)

12 comentarios:

Bruma dijo...

Joder, Outsider, últimamente me haces mucha pupa con tus post en Parménides. A ver, que este cuadro no te diga nada no quiere decir que todo el arte sea así. Que muchos cuadros de estos y no quiero decir este, puede copiarlos tu hija, no lo dudo pero algunos de estos cuadros encierran en si mismos mucho más de lo que a priori parecen. El Guernika de Picasso mirado fríamente puede resultar una auténtica patata, pero creo que hay que saber mirar lo que trata de transmitir el artista. No quiero defender a estos pintores que manchan un lienzo le ponen un nombre rimbombante y a veces ni siquiera eso, y ya está, pero si quiero romper una lanza en favor de otros muchos que pueden parecer también de esos y que sin embargo, no lo son.

Ya te dije, no puedes valorar la obra de un artista por un solo cuadro. Hay que mirar el conjunto y está claro que los habrá que no te gustarán. Por otro lado, un cuadro no da de comer a los refugiados de ningun campo, los que dan de comer a esos refugiados son los millonarios, el cuadro posiblemente no valga eso, pero tampoco vale eso el trabajo que un tío hace cuando le da pataditas a un balón, ni me parece que haya que pagar cantidades desorbitadas a nadie por el simple hecho de interpretar un papel en una película, pero se lo pagan.

Y por favor, no me digas esas cosas del Reina Sofía que me matas. La exposición permanente del Reina Sofía es una pasada. Otra cosa es que no te guste alguna de las exposiciones itinerantes que ponen, pero vamos, eso es habitual en los Museos. Eso lo he dicho yo muchas veces del Guggenheim, que lo único que tiene digno de ver es el edificio porque lo de dentro ni lo permanente ni lo itinerante me ha gustado nunca. En fin, que al final estas cosas del arte: la música, la pintura, la escultura y demás, es una cuestión de gustos. Eso si, el pintor ha hecho una carrera de Bellas Artes y el futbolista si ha hecho alguna carrera será la del galgo.

Hala, ladrillazo que te crió.

TILIE dijo...

Outsider
El arte es algo totalmente subjetivo, tanto de quién lo "hace", como de quién lo "percibe". Yo podría decirte que el cuadro en cuestión no me gusta, y sólo lo tendría para que hiciera juego con mis muebles, y creo que ni eso tampoco. Pero no soy quién para desvalorizar a su autor, ni menospreciar los motivos que lo llevaron a expresarse de tal manera. Tampoco soy experta, pero tengo entendido que el grosor de la pintura final, formado por más o menos capas, y todas esas cosas, influyen en la calidad de una obra pictórica. En suma, estoy en condiciones de afirmar que no me gusta la música de Bach, pero jamás negaría que técnicamente se acerca mucho a la perfección.
Pasando al tema del negocio, éste no lo hacen los pintores (salvo algunos pocos que alcanzan el éxito como para saborear sus frutos). Generalmente se cotizan cuando se mueren, o si ya cotizaban, cuando mueren, alcanzan estas sumas impensadas. O sea que el negocito se lo hacen todos los demás, y el pobre ya ni se entera.

Bruma
He visto en varias oportunidades que no te simpatizan los jugadores de fútbol, ni el fútbol en cuestión. Tampoco otros deportes. Es verdad que los deportes, y sobre todo el fútbol, en la línea profesional, manejan cifras siderales, pero no dejan de ser una disciplina. Algo de lo que mucho de nosotros carecemos a la hora de hacer una dieta, manejar un presupuesto, someternos a un tratamiento médico, o hacer gimnasia todos los días, por citar algunos ejemplos. Esa disciplina es lo que los hace diferentes y más o menos destacados. ¿Será tal vez que yo soy tan indisciplinada, que lo contrario me produce gran admiración, y hasta puedo, en algunos casos, llegar a considerarlo "arte"? No lo sé, pero por cierto, me encanta el fútbol, el basquet, el rugby, el tenis, etc.
¿Es que acaso en el automovilismo no se mueven cifras semejantes? ¿Y que hacen los pilotos más que descargar la adrenalina que les molesta en el cuerpo, sin importarles destrozar autos costosísimos, que algunos millonarios deciden entregar?

Todo en esta vida, mis queridos Bruma y Outsider, "es según el color del cristal con que se mire".

Besos.

Bruma dijo...

Pues con respecto a mi, Leticia, te confundes. Ciertamente no me gusta el fútbol, pero casi podría decir que es el único deporte que no me gusta y es que yo al futbol ni siquiera lo considero deporte sino otro circo como el de la misa de los domingos. Llevo muchos años viendo como los equipos de futbol punteros de mi pais pagan cantidades astronómicas a jugadores que más que punteros yo diría que son "puteros", es decir, viven de vicio, juerga tras juerga y no es que rindan mucho en el partido que tienen que jugar el domingo. Pero no pienses que eso me preocupa mucho porque como te he dicho, no me gusta. Sin embargo creo que he puesto unos cuantos post sobre el tenis, deporte que sigo también casi desde hace más tiempo que la Formula 1, el baloncesto, soy capaz de verme los campeonatos de gimnasia ritmica, me gusta el atletismo, las competiciones de natación, el rugby americano, vamos que no creo que nadie que me conozca te pueda decir que no me gusta el deporte. Otra cosa es que lo valore por el tema que comentas de la disciplina. A mi el tema de la disciplina no me gusta mucho y sobre todo cuando es impuesta. Todos en mayor o menor medida seguimos una disciplina en nuestro trabajo. No creo que la disciplina sea lo que les hace ser diferentes a los deportistas. Creo que lo hace el tesón, la ilusión, el saber que hacen lo que les gusta y cuando haces algo que te gusta tú mismo estableces esa disciplina que dices. Cuando nosotros no la tenemos es porque realmente no queremos hacer una dieta, ni nos apetece ir a un gimnasio todos los días, etc.

Y por supuesto que en la Formula 1 se manejan cantidades desorbitadas de dinero, es un deporte muy, muy caro pero los pilotos no van a descargar la adrenalina que les sobra en el monoplaza. Los pilotos asumen un riesgo cada vez que se suben a un monoploza, se juegan la vida cada carrera, sufren tensiones en su cuerpo que te asombrarían, aguantan temperaturas enfundados en sus trajes que muchos no podríamos aguantar y no conozco a ni uno solo, ni siquiera de la escudería más humilde que cuando sale a correr no esté luchando por conseguir el mejor puesto en la entrada a meta. Sin embargo he visto como las ESTRELLAS multimillonarias del fútbol engordan con las comilonas y las juergas que se traen y cuando salen a jugar al futbol si no les apetece correr detrás del balón, le dejan que se salga por la banda y no problem. En el fútbol si que se descarga adrenalina, pero la de los espectadores que se lo pasan pipa gritando al arbitro, a los de enfrente, a ti si eres del equipo contrario y lanzando todo tipo de arma arrojadiza al primero que pasa. Y lo digo con conocimiento de causa, no es por hablar, que lo he tenido que padecer en un par de ocasiones.

Outsider dijo...

je je... lo mio es la polémica... aún así creo que básicamente opinamos lo mismo, al igual que tu no criticas el deporte, yo no critico el arte. Lo que quiero decir es que la sobrevaloración que se le dá a algunos cuadros supera con creces lo que valen al igual que lo que les pasa a los futbolistas.

Esos futbolistas cuestan todo ese dinero, pero a sus clubes les producen mucho más... o eso es lo que alegan sus defensores... a mi el futbol... plin.

El arte es subjetivo, claro que sí, para gustos inventaron los colores, pero pagar esos precios está movido por algo que no es simplemente arte y seguramente el autor de ese cuadro nunca llegó a ver una cantidad así de dinero. ¿que hace que una mancha en un cuadro valga tanto ahora y no lo valiera entonces?

En el enlace que pongo un crítico dice que esa es la obra más representativa del pintor... pues vaya. Picasso tiene muchas épocas y cuadros increibles que dicen mucho o más... y de hecho me gustan por lo que está detras del cuadro. El guernica se pintó para denunciar lo que estaba ocurriendo en españa a nivel mundial, lo donó a la república y no se si vió un duro por él, miró tiene otro similar de un sello... son cuadros con vida propia, con historia.

No critico al pintor de la mancha... algunos de esos cuadros tienen interesantes combinaciones de colores que como dice tilie, pegarían con mi sofá... mi casa está llena de láminas de Van Gogh... me gusta... mi crítica iba más hacia la estafa que se ha creado alrededor de algunas de estas obras... algo así como con los sellos de forum filatélico.

leticia dijo...

Aquí hay un problema de entendimiento. En ningún caso defendí la brutalidad y la grocería de los espectadores, y creo haber mencionado claramente el negociado del fútbol profesional.
Yo estoy defendiendo el fútbol como deporte, y aunque yo sé que sos una mujer de pasiones, no todas las cosas son tan negras ni tan blancas como las pintas. Hay jugadores de fútbol que se preservan, que transpiran la camiseta, que también se exponen fisicamente a patadas codazos en la cara, rotura de ligamentos y fracturas expuestas. Hay una gran cantidad de deportes que significan riesgo físico (no sólo el automovilismo).
Yo soy de esta postura: me gusta o no me gusta. Pero en el caso que no me guste, no hago hincapié permanentemente en ello, porque hay un montón de gente a la que respeto, por gustarle.
Tal vez ustedes, los europeos, como puedo observar, sean más libres en ese sentido, más desinhibidos, y yo más diplomática, como dije en lo de Javi.

Outsider dijo...

No creas tilie... eso de los europeos deshinibidos es un poco más mito que otra cosa... hay de todo, como en todas partes.

Bruma dijo...

Yo también soy de la postura me gusta o no me gusta. Y no creo hacer mucho hincapié sobre las cosas que no me gustan, salvo que lo considere necesario porque me sirven para poner algun ejemplo. De hecho en mi pais hay futbol todas las semanas y no creo que me hayas visto poner ningun post relacionado con este deporte ni siquiera para criticarlo. Ahora, si tengo que hacer algún comentario al respecto sobre lo que me parece el futbol profesional en mi pais, desconozco como es en el tuyo, pues lo seguiré haciendo cuando lo considere oportuno y con eso lo único que hago es dar mi opinión no creo estar faltando al respeto a nadie cuando digo que algunos jugadores o ex jugadores del Real Madrid están o han estado gordos de tanto como comen y luego no corren detrás del balón, ni creo estar faltando al respeto a miles de aficionados cuando digo que descargan la adrenalina en el campo cada domingo cuando es una verdad como un templo aunque te pese. Más que otra cosa he tenido que aguantar que sean ellos los que me han faltado a mi al respeto cuando he estado sentada en un grada y he oído como nos llamaban "vascos hijos de puta", o cuando paseando por las inmediaciones del estadio del Madrid un día de partido (al que yo desde luego, no iba) me arrojaron desde una altura considerable una lata de cerveza llenita que de caerme en la cabeza (cayó a escaso medio metro detras mío, nada más pasar), me hubiera dejado en el mismo sitio. Pero también los respeto.

Los europeos son desinhibidos los que lo son y posiblemente lo que ocurra es que no te guste como digo algunas cosas porque a mi lo de la diplomacia siempre se me ha dado bastante mal y digo las cosas tal cual pienso. La diplomacia es algo que he envidiado en la gente pero de alguna forma no deja de parecerme una forma de dorar la píldora al de enfrente o adornar con mucho artilugio lo que se piensa. Ya sé que no es del agrado de mucha gente mi forma de decir las cosas, ya sé que las cosas no son blancas o negras y que como dice un amigo mío hay mucha escala de grises pero yo para bien o para mal, suelo verlas blancas o negras y unas veces mi forma de ser hace que la gente me odie y otras... pues todo lo contrario. Pero es lo que hay Leticia. Y siento que no te guste cuando hablo del futbol y que tampoco te guste cuando hablo del automovilismo pero supongo que seguiré haciéndolo y no con ánimo de faltarle al respeto a nadie. Sorry.

leticia dijo...

La diplomacia sirve par no herir Bruma, y eso es algo que a mi me importa.
De todos modos ya!, no seguiré esta disputa porque no me agrada el tono que va tomando.
Estoy en la etapa de mi vida en que una discusión sobre un tema, ya no me interesa, cuando empieza a convertirse en una batalla.
Todo bien.

Outsider dijo...

Siempre me ha gustado la sinceridad a la hora de hablar, pero hay un error de semántica que igual puede llevar a malentendidos.

La forma de ser que describe Bruma se llama franqueza, pero su antónimo no es la diplomacia, su antónimo es la hipocresía que estoy seguro que tampoco es del agrado de Tilie.

La diplomacia, es la por ejemplo en un marco global la que evita que se llegue a un conflicto armado cuando se genera una situación dificil entre dos paises y ese marco se puede circunscribir a el ámbito que se desee hasta llegar a interceder en una pelea callejera para evitar que sigan sacudiendo al más debil... también se puede hacer utilizando la fuerza... pero siempre se intentará primero con diplomacia.

El problema es que entre la hipocresía y la diplomacia hay una delgada linea que es susceptible de ser atravesada.

Tilie, no creo que Bruma considere esta conversación como una batalla, la batalla es la que cada uno acaba generando con uno mismo porque no consigue que otros entiendan lo que pretende explicar... a lo mejor ya me he ido acostumbrando a los enfados de Bruma, pero tenías que haberla visto en sus mejores momentos cuando discutía en un foro bastante curioso.

leticia dijo...

Antes que nada, GRACIAS outsider por echar un poco de luz a todo esto, utilizando como siempre nos tienes acostumbrados, tus conocimientos idiomáticos.
En cuánto a tu última frase, ¡no quiero ni imaginarla!, pero puedo hacerlo.
Besos.

jordi dijo...

Estuve en Bilbao hace unos años. Fui al Guggenheim y por fuera me encnto. Sobre todo el perrito que tienen afuera. Otra cosa es el interior. Tenian toda una sala dedicada al estudio en Blanco. O sea cuadros totalmente blancos. Que si pinzeladas para arriba, en horizontal, en zigzag... Total en blanco. Sali de alli con la sensacion de que me habian tomado el pelo. Saludos

Outsider dijo...

Jordi, en Bilbao, cuando hicieron el museo se le llamaba la caseta del perro... solo le faltaba el comedero... pero estoy de acuerdo con que el edificio se ha fusionado de alguna manera con la ria y la ciudad dandole una entidad que no tenía antes, dotandola de una belleza que parte de su pasado siderurgico, parece un barco a la deriva en una ria reconstruida y devuelta a la ciudad... la verdad es que me gusta.

Pero esa esposición, con otras muchas que se pueden ver en el mundo, son aquellas a las que me refiero cuando el arte ha dejado de serlo para convertirse en un mero negocio en el que se estafa literalmente al publico que lo mira.

No he tenido el dudoso placer de ver esa exposición, mencioné el Reina Sofía porque es donde sufrí la misma decepción que tu pasaste en Bilbao. Pero despues llegan los "expertos" en arte y se pasan largo y tendido enfrente de esas pinceladas de nada... como si realmente dijeran algo y me los imagino en la misma pose intelectual enfrente de un cubo de basura hasta que llegase el bedel y los sacase de su ensoñación al proceder a su vaciado por ser parte del mobiliario del museo...